Logo Soy Carmin
Carbohidratos refinados, qué son y cuánto comer
Salud

Carbohidratos refinados, qué son y cuánto comer

Los también llamados como "carbohidratos malos" son aquellos que han sido sometidos a un proceso que les quita sus propiedades nutritivas. 

Por: Nancy Villarreal

Carbohidratos refinados, qué son y cuánto comer(Especial Pexels)

Carbohidratos refinados, qué son y cuánto comer | Especial Pexels

Los carbohidratos son un nutriente fundamental necesario en cualquier dieta saludable y balanceada. En la familia de los también conocidos como azúcares, podemos encontrar dos tipos, los simples y los complejos. Los primeros son aquellos que son digeridos con mayor rapidez  por nuestro cuerpo y se les conoce como carbohidratos refinados, mientras que los segundos tardan más. 

Los hidratos de carbono, además de estar presentes en algunos productos que nos da la madre naturaleza como las frutas o los granos, también se pueden encontrar en algunos de los alimentos procesados más comunes y que más nos gustan. Algunos ejemplos son el azúcar, las pastas y el pan blanco. Cada uno de ellos forma parte importante de nuestra dieta diaria

La Sociedad Americana contra el Cáncer recomienda que los carbohidratos procesados o refinados sean evitados en la mayor medida de lo posible. En su lugar, se pronuncia a favor de los complejos que le son más útiles, nutricionalmente hablando, a nuestro organismo.  

Carbohidratos refinados, qué son y cuánto comerlos
Carbohidratos refinados, qué son y cuánto comerlos

 

Hay que disminuir el consumo de carbohidratos refinados

¿Por qué? Cuando los hidratos de carbono se someten a un proceso de refinamiento pierden muchos de los nutrientes que son beneficiosos. Estos se mueven con mucha velocidad a través del cuerpo lo que causa que el azúcar en la sangre se eleva de manera muy rápida, para después volver a disminuir y esa fluctuación puede ocasionar potenciales problemas de salud.

Ejemplos de azúcares refinados

Los alimentos refinados pueden ser el pan blanco o pan de caja, la harina, las pastas, así como el arroz, los cereales y la repostería. Cada uno de estos productos bien pueden ser sustituidos por pan o pastas elaboradas con trigo entero o bien se pueden buscar opciones integrales de arroz. 

De igual manera, en algunas bebidas como los refrescos, los jugos artificiales, las mermeladas de frutas procesadas y las golosinas, se pueden encontrar muchas cantidades de azúcar y también sustancias con mucho contenido de carbohidratos refinados. En su lugar podemos preferir la fruta natural, la más fresca y de temporada. 

Puedes leer: Qué son los carbohidratos

A la acción de refinar también se le conoce como blanqueamiento de los carbohidratos y a través de este se eliminan algunas de las propiedades de la fibra alimentaria y se le suman algunas más. Del punto anterior, podemos deducir entonces que son dos los tipos principales hidratos de carbono los que se someten a este proceso: los azúcares y los cereales

En el grupo de los primeros se encuentra la sacarosa, que es convertida en azúcar de mesa, mientras que en el caso de los cereales, a los granos se les retiran sus nutrientes que contienen y su fibra natural, dando como resultado las harinas con las que se produce la mayor parte del pan que comemos

Puedes leer: Qué aportan los carbohidratos a tu cuerpo

Algunos estudios científicos atribuyen un alto consumo de carbohidratos refinados con la alta resistencia a la insulina y por lo tanto, mayores niveles de azúcar en la sangre; la persistencia de estos dos síntomas puede desembocar en una diabetes tipo dos. Así que recuerda preferir productos como los tubérculos, las frutas, las verduras, las legumbres y los granos integrales sobre los que vimos aquí, para que tu cuerpo no reciba carbohidratos malos. 

 
Síguenos en

Temas

Comentarios