Logo Soy Carmin
Abrazar árboles puede sanar la mente y el cuerpo, estudio
Salud

Abrazar árboles puede sanar la mente y el cuerpo, estudios

Abrazar un árbol es una terapia natural que ayuda a reducir los niveles de ansiedad y a combatir estados mentales negativos como el estrés o la depresión 

Por: Marisela Salazar

Abrazar árboles puede sanar la mente y el cuerpo, estudios(Fuente: Pexels)

Abrazar árboles puede sanar la mente y el cuerpo, estudios | Fuente: Pexels

Abrazar un árbol es una terapia natural que ayuda a reducir los niveles de ansiedad y a combatir estados mentales negativos como el estrés o la depresión. De acuerdo con diversos estudios, esto se debe en gran parte a las vibraciones que transmiten los árboles que, aunque sean imperceptibles, afectan el flujo sanguíneo.

De acuerdo con reconocidos escritores del Tao, los árboles son portadores de energía y tienen un efecto especial sobre los seres humanos. Existen diversas especies que contienen propiedades sanadoras que expanden a través de su energía. Los árboles más poderosos son los más grandes y aquellos que crecen junto al agua corriente. 

Según esta tradición milenaria, para establecer una conexión con un árbol, es necesario mirarlo en silencio y advertir la energía sanadora que brota de él. Se pueden poner las manos sobre su corteza, abrazarlo o apoyar la espalda en él. Esto permite al cuerpo humano llenarse de energía y sanar sus dolencias.

Un estudio realizado por científicos de la Universidad de Hong Kong demostró que estar cerca de los árboles es el mejor remedio natural para combatir el estrés. Los resultados sugieren que mientras más árboles se contemplen mayor será la experiencia de reducción de los niveles de estrés. 

Seguir leyendo: Hipertensión Arterial: qué es y qué síntomas provoca

Los investigadores comprobaron que tanto hombres como mujeres experimientan el mismo grado de alivio del estrés tras estar expuestos a la cobertura de los árboles. Por ello, recomiendan estar entre los árboles de manera habitual para respirar aire puro, recuperar la calma y la paz interior.

Con base en sus hallazgos concluyeron que los árboles mejoran el estado de ánimo, la calidad de sueño, la creatividad y la capacidad de concentración, disminuyen el estrés y la ansiedad, refuerzan el sistema inmunitario, reducen el ritmo cardíaco, favorecen el descanso e incrementan la actividad intestinal.

Seguir leyendo: Plantas para eliminar el estrés y la ansiedad, que debes tener en tu hogar

Algunas especies de árboles que sanan diversas partes del cuerpo al abrazarlos son:

  • Sauces: Eliminan el exceso de humedad del cuerpo, reducen la presión arterial y fortalecen el aparato urinario y la vejiga.
  • Pinos: Fortalecen el sistema nervioso, nutren la sangre y prolongan la vida.
  • Olmos: Tranquilizan la mente y fortalecen el estómago.
  • Abetos: Reducen inflamaciones y promueven la curación de heridas y fracturas.
  • Acacias blancas: Ayudan a eliminar el calor interno y a equilibrar la temperatura del corazón.
  • Espinos: Ayudan a mejorar la digestión, fortalecen los intestinos y reducen la tensión sanguínea.
  • Higueras: Eliminan el exceso de calor del cuerpo, aumentan la saliva, nutren el bazo y ayudan a detener la diarrea.

En Japón existe una práctica terapeútica llamada baños de bosque que consiste en caminar lentamente entre los árboles usando todos los sentidos para experimentar la naturaleza. Se trata de alejarse del ajetreo de la vida diaria para respirar aire fresco, apreciar el entorno y los sonidos. 

Abrazar árboles puede sanar la mente y el cuerpo, estudio

Los médicos japoneses han demostrado que la naturaleza tiene efectos sobre el bienestar de las personas y recomiendan practicar los baños de bosque una o dos veces por semana para que las personas puedan sanar física y espiritualmente. Durante el proceso se debe respirar profundamente y sentir todas las sensaciones que van surgiendo en el cuerpo.

Investigadores sostienen que el aire de los bosques contiene grandes cantidades de iones negativos de oxígeno que ayudan a estimular y armonizar los procesos vitales, la esfera psíquica y emocional. Estas moléculas de oxígeno con exceso de carga negativa se llaman vitaminas del aire y ayudan a reforzar el sistema inmune, activar la circulación y estimular los procesos de recuperación.