Logo Soy Carmin
Eugenia de York: las maravillas que esconde su vestido de novia
Pasarelas

Eugenia de York: las maravillas que esconde su vestido de novia

La princesa sorprende al no usar velo y mostrar su cicatriz.

Por: Gisselle Acevedo

Boda Eugenia de York cicatriz. FOTO: AFP

Boda Eugenia de York cicatriz. FOTO: AFP

La boda de Eugenia de York y Jack Brooksbank es sin duda la más sonada del fin de semana en todo el mundo. Daban justo las 12:00 horas (hora española), cuando la novia hizo su aparición en la explanada de la capilla de St. George de Windsor, acompañada por su padre, el príncipe Andrés y su vestido simplemente enmudeció a los espectadores, pero muchos desconocen los maravillosos secretos que esta prenda esconde y es justo lo que te vamos a revelar.

Aunque se se había especulado con Erdem o Vivianne Westwood para crear el vestido, Eugenia ha confiado finalmente en unos diseñadores menos conocidos, Peter Pilotto y Christopher De Vos, que fundaron la firma británica Peter Pilotto en 2007.

La princesa y los creadores han trabajado mano a mano en el diseño y se han inspirado en otros vestidos de novia de la realeza, tal como asegura la página web de la familia real británica.

El modelo combina un corsé brocado con escote que se dobla alrededor de los hombros, espalda al aire y voluminosa falda desestructurada. En la tela encontramos distintas flores, como el cardo de Escocia, ya que a los novios les encanta pasar tiempo en Balmoral; el trébol de Irlanda, un guiño a la familia materna de la novia; y la rosa que representa la casa de York.

Una joya espectacular

También se había asegurado que Eugenia llevaría la tiara York, una joya que Isabel II regaló a Sarah Ferguson con motivo de su boda con Andrés. Pero la princesa ha decidido decantarse por la Greville Emerald Kokoshnik, prestada por Su Majestad la Reina. Boucheron hizo la tiara para la señora Greville en 1919 en el estilo de moda 'kokoshnik' popularizado en la corte imperial rusa.

La diadema está realizada con diamantes talla rosa engastados en platino, con seis esmeraldas a cada lado. La señora Greville legó la tiara a la reina Isabel en 1942. Asimismo, la princesa Eugenia lleva unos pendientes de diamantes y esmeraldas que son un regalo del novio.

El escote en la espalda que dejó ver la cicatriz de la novia

El vestido tenía un escote en V por delante y por detrás que caía en los hombros, una petición especial de la princesa, para que así fuera visible la cicatriz de la operación de escoliosis (curvatura de la columna vertebral) por la que fue sometida cuando era una niña. El vestido de cola larga fue completado con unos zapatos peep toe satinados de la firma británica Charlotte Olympia.

Temas

  • cicatriz escoliosis
  • boda

Comentarios

TE RECOMENDAMOS