Sexualidad

5 momentos en los que no deberías tener intimidad

¡Todas lo hacemos! pero lo que no sabemos es que podría traernos complicaciones de salud.

Ana Izábal
Por Ana Izábal
  • Película: 500 days of summer

    Película: 500 days of summer

Por más placentero que resulte el sexo, existen ciertos momentos y situaciones en las que es mejor mantenernos alejadas de la intimidad, esto si queremos cuidar nuestra salud y evitar ciertos riesgos. 

Lo que no sabíamos es que muchas de estas situaciones son tan comunes que ya estamos acostumbradas a realizarlas, sin tomar en cuenta que de alguna forma ponemos en peligro nuestra salud o simplemente porque puede traernos complicaciones molestas. 

También puedes leer: Practicar sexo oral sin condón está transmitiendo un tipo de ETS resistente a todo

Algunas de estas situaciones en las que no debemos tener intimidad te las explico a continuación:

1.- Después de depilarte

Sí, lo más normal es que nos depilemos porque vamos a tener sexo, pero en realidad al hacer esto nos estamos exponiendo más a contagiarnos con alguna enfermedad de transmisión sexual o simplemente sufrir irritabilidad y molestias. 

Después de la depilación la piel está muy sensible y aunque no lo veamos presenta pequeñas heridas por las que podemos infectarnos si algún fluido entra en contacto con nosotras.

 

 

2.- Antes de ir al ginecólogo

Muchas chicas no lo saben, pero tener relaciones sexuales un día antes de visitar al doctor puede evitar que se nos haga un diagnóstico certero, ya que aún hay residuos de fluidos e incluso se modifica el ph de nuestra vagina. 

Recuerda, si tienes un chequeo, lo mejor es abstenerte un par de días hasta después de la revisión, esto por higiene. 

También puedes leer: Esta es la enfermedad sexual que se está volviendo “imposible” para los fármacos

 

 

3.- En el agua

Aunque es una fantasía muy común entre las parejas, hacer el amor en una piscina, ducha, jacuzzi o en el mar, no es tan buena idea. Los lugares húmedos son perfectos para la reproducción de bacterias e infecciones y aunque creas que una piscina está limpia, el contacto del agua con una zona tan delicada como la vagina, puede traer problemas. 

Por otro lado, el agua y la fricción provocan que los condones pierdan su lubricación y se corra el riesgo de que se rompan. Si no usas otros método anticonceptivo, lo mejor es que no lo hagas en el agua. 

 

 

4.- Si tienes dolor estomacal

Parece obvio, pero si te enfermaste del estómago fue debido a una infección, la cual no desaparece a menos que te sometas a un tratamiento; no porque desaparezca el dolor quiere decir que estés lista para volver a tu ritmo normal.

El problema de todo esto, es que en algún punto del coito, si el pene tiene contacto con la zona rectal, se puede contagiar la infección estomacal a tu zona íntima y la de tu pareja. Así que mejor toma tu tiempo para recuperarte completamente.

También puedes leer: Mitos y verdades de la pastilla del día siguiente

 

 

5.- Cuando sufras problemas vaginales

Una infección vaginal presenta inflamación, irritabilidad, mal olor, flujo anormal y muchas veces hasta sangrado, por lo que está demás decir que todo acto sexual se debe descartar aunque se use preservativo. En primer lugar porque resulta muy incómodo para ambos y en segundo lugar porque puede contribuir a que tu infección empeore. Una infección vaginal es algo serio y debes consultar con tu ginecólogo de inmediato.

 

 

No hay nada más importante que tu salud y eso también implica tu salud sexual, así que no dejes pasar estos puntos y piénsalo muy bien antes de tener sexo si estás en alguna de estas situaciones. 

Esto te puede gustar:

 


Sigue a SoyCarmín en
y en

Comentarios