Logo Soy Carmin
nyt.com
Celebs

La carta con el último deseo de Frida Kahlo

Pintora, feminista e irreverente; una mujer que no dejó que la sociedad le quitara la libertad de ser ella misma. 

Por: Ana Izabal

nyt.com

nyt.com

Frida Kahlo es más que un nombre, es una marca, un referente artístico y para muchos de sus fieles seguidores, toda una institución. 

Su vida no fue sencilla, pero no dejó que los infortunios le robaran esas ganas tremendas de vivir y defender aquello en lo que creía. Si buscamos ejemplo de una mujer FUERTE quién mejor que Frida, que a pesar de las heridas físicas y emocionales pudo lograr que su nombre y su obra quedara para la eternidad. 

También puedes leer: Carta de amor de Frida para Diego Rivera

Ella decidió reírse de las malas jugadas del destino y de una sociedad que no la comprendía. Su corazón fue un baúl de amores que atesoró durante toda su vida y fue su propio corazón roto el que la inspiró a pintar sus pinturas más famosas y a escribir esos versos que nos llenan de fuerza cada vez que los leemos. 

 

nybg.org

 

Todas llevamos dentro de nosotras un poco de Frida, ese sentimiento de lucha y fortaleza que las mujeres compartimos por el solo hecho de serlo y que es el motor que nos impulsa a superar los obstáculos de la vida diaria. 

Después del accidente sufrido en el tranvía que casi le arrebató la vida, Frida pasó por el quirófano una treintena de veces. Sus días se dividieron entre una cama y la silla de ruedas que le permitía moverse por su estudio en la siempre icónica Casa Azul en Coyoacán. 

También puedes leer: Frida Kahlo: vuelve a la vida

Fue en ese tiempo, mientras luchaba contra la debilidad de su propio cuerpo  y su tormentoso matrimonio con Diego Rivera, que desarrolló una estrecha amistad con el doctor Leo Eleosse por allá en 1934.

 

lalentevioleta.files.wordpress.com

 

A través de postales que enviaba y recibía con emoción, la pintora encontró en su "doctorsito" un buen amigo y una vía de escape para su propia desesperación. 

Su sufrimiento y constante lucha contra ella misma quedó inmortalizada en una serie de cartas que 15 años después de su muerte se harían de conocimiento público gracias a Diego Rivera. 

En una de esas cartas, Frida dice "Creo que trabajando se me olvidarán las penas y podré ser un poco más feliz. Hay días en que no me dan ganas ni de moverme de una silla, pero otros en que me doy más ánimo y he logrado pintar un cuadrito y ahora estoy pintando un retrato. Ojalá pronto se me quite la neurastenia estúpida que tengo y vuelva a hacer mi vida normal…" y se deja ver como una mujer que no estaba dispuesta a darse por vencida a pesar del dolor, el aislamiento y el desamor que con tequila siempre quiso curar.

 

squarespace.com

 

Quizá el dolor que nunca pudo curar del todo fue su imposibilidad para ser madre. Tras vivir dos abortos durante su vida en matrimonio con el "panzón" como le decía de cariño a Diego Rivera, sus ánimos comenzaron a perder fuerza, pero la esperanza de un mejor mañana siempre estuvo vigente en sus letras. 

Tenía yo tanta ilusión de tener un Dieguito chiquito que lloré mucho, pero ya que me pasó no tengo más remedio que aguantarme...

Irónicamente, es gracias a estas tragedias plasmadas en sus lienzos que llega a ser reconocida como verdadera artista dentro del gremio y aunque asistió postrada en una cama a su primera y única galería, demostró al mundo, a la vida y a la muerte misma, que las cosas se harían a su manera. 

 

jetnews.com.mx

 

En su última carta al doctor Eleosse, Frida pide casi de forma suplicante y a la vez humorística,  una respuesta pronta y definitiva del motivo de su enfermedad y si es que no la había, la sinceridad total de su sentencia de muerte. 

“Oye, lindo: esta vez que vengas, por lo que más quieras en esta vida, explícame qué clase de chingadera tengo y si tiene algún alivio o me va a llevar la tostada de cualquier manera”.

La Kahlo encontró el descanso eterno el 13 de julio de 1954, después de enviar estas palabras a su querido doctor y donde plasmaba su último deseo, que rezaba lo siguiente:

"Espero alegre la salida y espero no volver jamás”

Una mujer que no solo fue pintora y que tampoco se conformó con ser la "esposa" del mejor muralista de la época. Frida decidió ir contra la corriente e hizo todo lo que no se esperaba de una mujer en ese tiempo.

También puedes leer: Mujeres fuertes que tuvieron una muerte trágica

 

statuquo.mx

 

Desafió paradigmas y superó sus propios miedos y limitaciones; tuvo muchos amores y un sólo amor verdadero, mismo que le llenó de risas y lágrimas.

Sufrió, cayó y se levantó desde los lugares más profundos y oscuros, y ahora que la vemos desde un tiempo lejano podemos decir que la grandiosa Frida Kahlo era una más de nosotras, una mujer fuerte que nunca tuvo miedo de ser ella misma. 

Esto te puede gustar: 

 

Temas

Comentarios

TE RECOMENDAMOS