Buena Vida

Salud mental, el camino más fácil para lograrlo

La salud mental y emocional es el reflejo de la relación que tienes contigo mismo. ¿Cómo vas con el manejo de este tema?

Por Jazmin Lopez

-

La salud mental y emocional es parte importante de la salud general. Ser emocionalmente saludable no significa estar "feliz" todo el tiempo, es imposible. La salud mental significa que tomas consciencia de tus emociones. Puedes lidiar con ellas, ya sean positivas o negativas. No es la "solución" definitiva para deshacerte de los sentimientos negativos. Incluso, quienes gozan de una salud mental plena y son sanos emocionalmente, también sienten estrés, enojo y tristeza.

Quienes son emocionalmente saludables controlan sus pensamientos, sentimientos y comportamientos. Son capaces de hacer frente a los desafíos de la vida. Pueden mantener los problemas en perspectiva y recuperarse de los contratiempos. Son personas que sienten bien y cómodos con ellos mismos y por eso mantienen relaciones saludables.

La diferencia entre las personas sanas mentalmente y las que no, es que los primeros saben cómo manejar los sentimientos negativos. Pueden saber cuándo un problema es más de lo que pueden manejar solos. También saben cuándo buscar ayuda externa. Si piensas que tu salud emocional es muy pobre, afortunadamente, existen algunas medidas que puedes seguir y así mejorar tu salud emocional y ser más feliz.

La salud emocional te permite trabajar de manera productiva y puede ayudarte a alcanzar tu máximo potencial. Te ayuda a trabajar con otras personas y contribuir con la sociedad. Una manera efectiva de comenzar a mejorar tu salud mental es que expreses tus sentimientos de manera apropiada. No te quedes callado cuando algo le molesta. Mantener ocultos los sentimientos de tristeza o enojo, perjudica significativamente la salud mental. Es como si estuvieras llenando un cubo de basura, y cada sentimiento negativo que retienes, se guarda en el interior, lo cual obstaculiza la claridad mental. Esto puede causar problemas en tu trabajo, relaciones con tu pareja y también con la familia.

Piensa antes de actuar. Comienza a manejar los impulsos. Date tiempo para pensar y estar tranquilo antes de decir o hacer algo de lo que puedas arrepentirte. La salud mental se refiere al punto en el  que descubres la forma en que manejas tu vida diaria, el tipo de reacciones que tienes, cómo actúas, cómo respondes. De este modo, poco a poco vas descubriendo los errores que hay en ti al relacionarte con los demás en distintos entornos. Te darás cuenta que "ellos" no son el problema, es tu actitud.

La salud emocional es la manera en la que descubres la manera de equilibrar deseos, anhelos, habilidades, ideales, sentimientos y valores para hacer frente a las múltiples demandas de la vida y finalmente lograr todo aquello que pasa por tu mente, pero siempre manteniendo los pies en la tierra. Teniendo en cuenta además, que las cosas no siempre van a salir como tú quieres a la primera y la salud mental no se consigue de un día para otro. Se trata de un proceso, debes tener paciencia.

La salud emocional es el manejo adecuado de las emociones, comportamientos, pensamientos, RECONOCIÉNDOLOS, dándoles un nombre adecuado, aceptándolos e integrándolos (para a partir de ahí, comenzar a trabajar en ello) Por ejemplo:

  • "Soy una persona muy impaciente y explosiva". Ya has dado el primer paso. Así, con cada uno de tus padecimientos negativos que tú mismo has detectado o que otras personas te comentan. Para mejorar tu salud mental, es fundamental trabajar con esos detalles.

Las personas mentalmente saludables son conscientes de que la salud mental es como la salud física. Es necesario esforzarse para mantener la mente en buen estado. Hacer ejercicio, llevar una alimentación saludable también es muy importante para la salud de tu mente. Sal un rato cada día para ver la luz del sol. La luz solar mejora el estado de ánimo, por eso es importante estar en contacto con los rayos del sol a media tarde.

El ejercicio físico genera un impacto sumamente positivo en su capacidad para lidiar con el estrés, la ansiedad y la depresión y así mejorar las emociones. Así que busca maneras sencillas de incorporar una actividad física a tu vida cotidiana de acuerdo a tu edad y posibilidades, puedes asesorarte con un entrenador físico. Cosas tan simples como usar las escaleras en lugar del ascensor, hacer una caminata corta cada día de veinte minutos, también es de gran ayuda. Mantenernos en movimiento permite liberar químicos llamados endorfinas. Estos poderosos químicos le dan energía y mejoran su estado de ánimo.

DESCUBRE
Qué es importante para ti en la vida y concéntrate en eso. Podría tratarse del trabajo, tu familia, una acción de voluntariado. Dedica tiempo a aquello que te haga feliz. Aprende o descubre cosas nuevas. Puedes asistir a algún curso, hacerte miembro de un club de yoga, de lectura, de pintura, o de cualquier actividad que siempre haya llamado tu atención. Camina por un parque, visita una galería de arte, ve al cine, visita a tus amigos y platica con ellos. Salir de la rutina es algo muy provechoso para la salud de tu mente.

Relaciónate con otras personas, no importa si son desconocidos. Necesitamos conexiones positivas con seres afines a nosotros. Tomarse el tiempo necesario para cuidar la salud emocional es tan importante como cuidar la salud física. Con el tiempo, esto incide positivamente en todos los ámbitos de la vida ya que cuando uno se siente bien, es más sencillo solucionar todo lo demás. 

¿Quieres conocer más temas como este?

0%
No 0%

Para más temas visita nuestro canal de YouTube 

Síguenos en

Mantente informado sobre lo que más te importa

Recibe las noticias más relevantes del día en tu e-mail

Debes ingresar un E-mail valido. Ha sucedido un error en la suscripcion.
¡Tu suscripcion ha sido exitosa!

Suscribirse implica aceptar los términos y condiciones