Logo Soy Carmin
No tengo hijos, rescato perros y soy muy feliz
Buena Vida

No tengo hijos, rescato perros y soy muy feliz

La carta que habla de lo importante de defender una causa y crear un mundo mejor para las nuevas generaciones

Por: Brenda Colón Navar

No tengo hijos, rescato perros y soy muy feliz(Fotogragía Unplash)

No tengo hijos, rescato perros y soy muy feliz | Fotogragía Unplash

Me emociona mucho pensar en que en pocos días celebraré 7 años de la mejor decisión de mi vida: casarme. Este tiempo, largo para muchos, corto para otros, ha sido una aventura inigualable y sin duda, de gran crecimiento. Nunca faltan las preguntas sobre los hijos y lo único que puedo responder es que por ahora no los tengo, rescato perros y soy muy feliz.

Mi esposo y yo tenemos un perro propio, la adoptamos hace casi cuatro años y llegó en un momento difícil para ambos, cuando problemas de salud pusieron pausa a varios proyectos, incluso algunas amistades se desvanecieron, solo éramos ella y nosotros, una pequeña familia.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Nala Gokú - The golden (@nalagokutj) on

Iluminaba nuestros días más negros, ante el peor pronóstico de salud para él, decidimos que si se confirmaba no habría hijos, solo más perros. No queríamos frustrar la vida de otro ser, descuidarle por siempre estar al pendiente de un papá o una mamá enfermos. Afortunadamente el pronóstico fue otro.

En este tiempo, cuidar tanto a nuestra compañera peluda nos hizo conscientes de todo lo que sufrían los animales en situación de calle y hace un año, optamos por dar hogar temporal. No teníamos los medios para tener otro perro, pero sí el espacio para ayudar a que uno se recuperara de la mala vida que había tenido.

Otros se encargaban de lo económico, nosotros nos encargábamos del amor para sanar sus heridas emocionales, nuestra perra no se cansaba de insistirles para jugar, en pocos días observábamos grandes cambios. Un poquito de amor lo transformaba todo.

Dejar ir a su hogar permanente al primer perro que llegó fue muy difícil, es imposible no encariñarse con esos seres, pero la confianza de que viviría algo mucho mejor que su pasado nos animó a hacerlo en muchas ocasiones. Hoy, hemos ayudado a más de 20 perros en compañía de nuestra perra y ha sido algo increíble.

No olvidaremos al perrito que llegó con el cuello abierto por estar atado con un alambre oxidado y que perdió un ojo por los golpes que sufrió, a la perrita que venía con 11 cachorros de dos días de nacidos y que vivían bajo unas láminas en un lote de camiones.

Tampoco olvidaremos al perrito que perdió movilidad en sus patas traseras por un balazo, menos a la perrita que llegó extremadamente agresiva por el maltrato que sufrió, qué decir de aquella que era usada como una máquina de crías para vender.

Nuestros hijos han esperado por proyectos personales, pero esta labor nos ha dado mucha paz, con ello la seguridad de que estamos ayudando a hacer del mundo un lugar mejor para las futuras generaciones, salvando un perro a la vez, o más si es una mami con cachorros.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Nala Gokú - The golden (@nalagokutj) on

Esta obra en particular, nos ha dado una gran satisfacción, por lo que recomendamos enormemente que se abrace una causa. Quizá el rescate animal no es lo tuyo, pero involucrarte en tu comunidad te dará mucha felicidad, no será fácil, pero el mundo es de los valientes, solo así generas un verdadero cambio.

¿Los hijos? Ya llegarán, cuando menos lo esperemos iniciará esa nueva vida.


 

Temas

Comentarios

TE RECOMENDAMOS