Logo Soy Carmin
Yo también le entregué mi corazón a un hombre tóxico y cómo lo quise al hijo de su...
Buena Vida

Yo también le entregué mi corazón a un hombre tóxico y cómo lo quise al hijo de su...

Por ahí les dicen hombres tóxicos y sí la verdad es que muchas veces me amargo los días pero otras me llenó el corazón. 

Por: Karen Villaseñor

Yo también le entregué mi corazón a un hombre tóxico y cómo lo quise al hijo de su...(Foto Unsplash)

Yo también le entregué mi corazón a un hombre tóxico y cómo lo quise al hijo de su... | Foto Unsplash

Yo también tuve uno de esos amores llenos ansiedad, desesperación y pasión. La combinación perfecta para hacer estallar mis emociones, para derrumbarme y levantarme en un segundo. Le entregué mi corazón a un hombre tóxico y cómo lo quise al hijo de su…

Yo también me perdí, dejé que mi dignidad se arrastrara cada que estaba en línea y me ignoraba, cada que le escribía y no tenía una respuesta. Me dije que no volvería a caer, quise huir con mis amigas, con un par de copas, con esas canciones que te rasgan el alma y te sacuden con fuerza. 

 

Yo también le entregué mi corazón a un hombre tóxico, al que me lastimaba y no estuvo cuando más lo necesite. Y sí, cómo lo quise al hijo de su...  Yo también luché con mi corazón que no se rendía, que aunque lo golpeaban una y otra vez, no bajó la guardia y lo intentó tantas veces que ni me acuerdo. 

Yo también estuve sola en reuniones familiares contestando una vez más por qué no me acompañó. Y es que lo nuestro era de locos, de besarnos hasta que el cuerpo y el alma se cansaran, de mordernos con rabia y con ganas, de amanecer con el cuerpo marcado después de una noche bajo las sábanas. 

 

También lo di todo, sin recibir nada, porque lo extrañaba, porque lleve su olor impregnado en cada espacio de mi piel  y todo me lo recordaba. Por eso volvía una y otra vez, aún después de otros labios y los años. Pero, me cansé su sabor se volvió amargo y mi corazón ya no lo echaba de menos. 

 

Fue entonces cuando solté a mi más grande amor, tóxico el hijo de su...pero como lo quise.

TE RECOMENDAMOS