Logo Soy Carmin
Habla mucho de ti el apodo que le dices a tu pareja  
Buena Vida

Habla mucho de ti el apodo que le dices a tu pareja  

¨Mi amor¨, ¨bombón¨, ¨bebé¨, ¨gordo¨, son solo algunos de los apodos que muchas mujeres utilizan día a día para referirse a su pareja. 

Por: Karen Villaseñor

Habla mucho de ti el apodo que le dices a tu pareja  (Foto Unsplash)

Habla mucho de ti el apodo que le dices a tu pareja   | Foto Unsplash

Si hay algo que la mayoría de las parejas comparte, sin duda, son los apodos. Pero, ¿sabías que habla mucho de ti el apodo que le dices a tu pareja? Ya sea por cariño, enojo o hasta diversión, ese ¨papi¨, ¨mi rey¨, ¨gordo¨, tienen un significado peculiar, es una manera de describirte y revelar datos de tu personalidad, que probablemente hace tiempo has estado evitando.

Hoy, gracias a un estudio realizado por expertos de la Universidad de Ohio, en la década de 1993, sabemos que son un gran de porcentaje las parejas que recurren a los apodos para referirse a la otra persona. Eso sí, la diferencia va desde decirle ¨mi cielo¨ hasta ¨gordo¨. Lo bueno de esto, es que los apodos no afectan la salud mental, por el contrario, es una forma de comunicación y lenguaje, según explican los terapeutas.

 

Además, cuando hay problemas y uno de los dos se encuentra molesto, se convierte en un código, si no te llama por tu apodo, sabes que las cosas se van a poner tensas. De igual manera, se convierte en un arma infalible, siempre hay un apodo que derrite a tu pareja y que hasta en los peores momentos le roba una sonrisa. ¿A poco no? Veamos:

Animales

Si eres de las mujeres que acostumbra llamar a su hombre, con un apodo en honor a algún animal, ya sea ¨conejito¨, ¨perrito¨, ¨pichoncito¨, ¨gatito¨, ¨osito¨. En realidad, estás echando un vistazo a tu pasado, a ese objeto transicional que todos tuvimos en la infancia.

Fue algo que marcó tu vida, que incluso aunque no lo recuerdes de manera consciente sale a luz. Tu pareja ahora tomó el papel de eso que te da tranquilidad, te hace sentir en paz y, sobre todo, seguro.

Aquí algunos:

  • Tigre: en este caso la mujer llama así a su pareja, porque él se ha convertido en quien tiene el poder en la relación.
  • Gatito: la mujer se siente atraída de una manera increíble, pero también siente la necesidad de protegerlo y estar ahí cuando todo marche mal.
  • Perrito: las dos caras de la atracción, ese hombre prácticamente te tiene en las nubes, confías en él y sabes que estará cuando todo marche mal, pero también tienes miedo a que en cualquier momento se vaya.

Los románticos

Hay apodos que  aparentemente por ser dulces y apasionados, no esconden nada misterioso. Sin embargo, los elogios también tiene su lado oscuro, (no en todos los casos) pero muchas veces gritan la desesperación que la pareja vive porque  el otro le preste atención.

  • Mi vida: es una manera clara en la que la mujer vive una relación dependiente, incluso sin darse cuenta, este tipo de relación cuando acaba se vuelve muy conflictiva y es complicado cerrar el ciclo a la primera.
  • Mi amor: en realidad son palabras que se adoptan porque sí, porque así es como el resto de las parejas se refieren a su pareja sentimental. No son apodos profundos, ni que describan mucho a la persona, se trata de algo automático.
  • Mi luz: en este tipo de apodo, no se trata de algo intenso en cuanto el sentir de la pareja, es una forma desesperada de pedir la atención, de decirle al otro eres mi todo y aún así te importa poco.

El apellido

¿Es en serio? Por qué llamarías a tu pareja por su apellido, este apodo deja muy en claro, que la relación es bastante ambigua en cuanto a sentimientos, hay cierta distancia entre las dos personas, pero mucho respeto.

Por otro lado, tenemos a los que se consideran tiernos:

  • Mi sol: tu pareja es prácticamente tu hogar, te hace sentir bien y cómoda.
  • Muñeco: sin darte cuenta has puesto a tu pareja en la lista de tus juguetes favoritos, para ti es aquel que hará todo lo que le pidas cuando lo desees.
  • Apodos de tu propia autoría
 

Nunca faltan las mujeres que echan a volar su creatividad, inventando apodos de su imaginación. En esos casos la mayoría de las veces tienen que ver con etapas que tuvieron un gran impacto en la vida de la mujer.

Y si eres de las que llama a su pareja bebé, ¡felicidades! Porque lo que sientes por tu pareja es una conexión tan profunda y plena, que lo relacionas con la intensidad que tuviste en el vientre de tu madre. Así lo afirmó el doctor Stephen Snyder.

¿De cocina?

Así es hay apodos que son simplementes productos y alimentos de cocina en diminutivo, para que suenen más bonito. Tales como: ¨bomboncito¨, ¨azúcar¨, ¨meloncito¨, entre otros. Esto significa que te sientes atraída sensualmente y que tu pareja te provoca de todo. Si hay algo que va a perdurar en su relación es la atracción.

Y hablando de cocina, ¿le dices gordo? Si en realidad no es gordo, no hay mucho problema. Pero si sí tiene problemas de sobrepeso, es una forma de mostrar de manera constante lo mucho que tu pareja se equivoca. Además, dejas en claro que eres tú quien manda en la relación. 

¿Papi?

Qué curioso, me atrevo a decir que es uno de los apodos más recurrentes entre parejas. Sin embargo, el que más habla del apego a la infancia. Es una confusión constante, referirte de la misma forma que a tu padre.

Es decir, solo grita que aún no has llegado a la etapa de madurez completa. Y ese hombre solo es tu refugio, es quien te va a consolar y solventar tus problemas en todos los sentidos. ¿Será?

Entérate de más en Soy Carmín. 

TE RECOMENDAMOS