Logo Soy Carmin
Cosas que siempre has creído que volverán inteligente a tu hijo, pero son falsas, revela estudio
Buena Vida

Cosas que siempre has creído que volverán inteligente a tu hijo, pero son falsas, revela estudio

Hacer que el bebé escuche música clásica es una de ellas

Por: Dian Lozano

¿Es bueno que un bebé escuche música clásica?(Foto: Unsplash)

¿Es bueno que un bebé escuche música clásica? | Foto: Unsplash

Muchas mamás tienen la idea de que la música clásica estimula la inteligencia de su hijo, y por ello hacen que la escuchen, incluso cuando aún está en su vientre. Pero, ¿qué hay de cierto en esta idea?

Resulta que en 1993 surgió un fenómeno conocido como Efecto Mozart. Esta investigación fue publicada en la revista Science y demostró que 36 estudiantes que escucharon a Mozart obtuvieron mejores resultados en pruebas de razonamiento que aquellos que escucharon a otro músico.

Foto: Unsplash

Pero este estudio, realizado por un grupo de investigadores de la Universidad de California, no analizó el efecto de Mozart en bebés. Sin embargo, el resultado se extendió y en poco tiempo algunas guarderías de Estados Unidos comenzaron a poner música clásica a los niños. Por eso, se tiene la idea de que si un pequeño escucha a Mozart, por ejemplo, sería más inteligente que el resto.

Lee también: El hermoso poema de Frida Kahlo que todas las mujeres están leyendo

Un equipo de la Facultad de Psicología de la Universidad de Viena investigaron sobre el Efecto Mozart y no encontraron pruebas de la existencia de tal fenómeno. En total, analizaron a 3 mil personas en 40 estudios realizados en todo el mundo.

“Quienes escucharon música, Mozart, Bach o Pearl Jam, obtuvieron mejores resultados que el grupo que no escuchó nada. Pero ya sabíamos que las personas funcionan mejor si tienen un estímulo [...] Recomiendo que todos escuchen a Mozart, pero no va a mejorar sus capacidades cognitivas, como algunos esperan”, comentó  el científico que dirigió el estudio, Jakob Pietschnig

Varios expertos coinciden en que la música prepara a nuestro cerebro para ciertos tipos de pensamiento. Por ejemplo, después de escuchar música clásica, los adultos podrían realizar algunas tareas más rápido, como armar un rompecabezas.

Lee también: Lo que come Kate Middleton en un día para conservarse delgada

Pero, según los especialistas, el efecto dura poco tiempo, aproximadamente una hora después de que dejamos escuchar música clásica.

Lo que sí podría ayudar a tener efectos más duraderos es tocar algún instrumento musical, ya que un estudio indica que los niños que tomaron lecciones de piano durante seis meses mejoraron su capacidad en un 30 por ciento al resolver acertijos y otras tareas.

Según los investigadores, la complejidad de la música clásica es lo que prepara al cerebro para resolver problemas más rápido. Eso no significa que otros tipos de música no sean buenos, y aunque escuchar música clásica sí podría calmar a tu bebé y hacer que en un futuro le guste ese género, no hará que sea más inteligente.

 

 

Temas

Comentarios