Logo Soy Carmin
A los papás que no supieron serlo.
Buena Vida

A los papás que no supieron serlo

Evadir una responsabilidad impide amor y respeto de los hijos, el amor no se da de forma automática ni por obligación

Por: Brenda Colón Navar

A los papás que no supieron serlo.(Fotografía Pixabay)

A los papás que no supieron serlo. | Fotografía Pixabay

Recientemente celebramos el Día del Padre y aunque no se vio tanto movimiento como en el Día de las Madres, no podemos quitar el mérito a quienes llevan honrosamente el título de papá. Lo que es verdad, es que no podemos olvidar a los papás que no supieron serlo y que gracias a ello, han convertido a miles de mujeres en blanco de burla.

Parte de la discusión sobre el aborto y las madres solteras tiene relación con esto: ¿qué hay de los padres que evaden la responsabilidad? Muchos de los que critican la decisión de las mujeres son los que han abandonado hijos, los que quisieron una relación pero luego negaron el resultado o incluso propusieron interrumpir el embarazo. 

Si nos vamos a las cifras, el panorama es poco alentador. En Colombia el 85% de los niños que llegan al mundo son criados por su madre, mientras que en México, 3 de cada 10 madres son solteras y de ellas poco más de la mitad poseen estudios que con trabajos superan la educación secundaria.

Atrás quedaron esos tiempos donde uno tenía que honrar a los papás con amor y respeto. No me mal entiendan, siempre se agradece la vida, pero de eso a demostrar amor por alguien que no ha estado presente hay un mundo de diferencia, de ahí se derivan detalles como no llamar al progenitor “papá”, “padre”, o cualquier nombre relacionado.

A los papás que no supieron serlo. Fotografía Pixabay

Y es que desde pequeños aprendemos cómo debe ser un padre, si lo comparamos con la realidad, miles le damos ese nombre a quien asume la responsabilidad aunque no tenga ese lazo biológico con nosotros, lo bueno es que ese amor, paciencia y cariño, se refleja en una relación maravillosa y puede ayudarnos a vivir la vida sin huecos de amor.

¿Qué pasa cuando el padre biológico reaparece en la vida del hijo? Muchas mamás solteras se encuentran con esta realidad. Años después del nacimiento del niño, de esforzarse más allá de lo que uno consideraría, aparece el hombre y ahora quiere asumir su papel, ¿qué hay del tiempo perdido?

Olvidan que ser papá no es un título temporal, no es solo cuando tienen ganas o cuando les ganan el sentimiento, tampoco cuando llega la edad adulta o la vejez y se necesita que alguien le cuide. Ser papá es algo que se gana a pulso, con paciencia, con amor, demostrando que realmente se quiere ser parte de la vida del niño.

Muchos hombres olvidan que una cosa es la relación de pareja y otra la relación con los hijos, algunos lo entienden cuando es demasiado tarde. Ese amor tampoco va a nacer cuando se dé una pensión, no es algo que se compra con 5, 100 o 1000 pesos, la cantidad no importa. Se trata de estar o no estar, pues el amor no se piensa, se siente o no se siente, no hay medias tintas.

TE RECOMENDAMOS