Logo Soy Carmin
Cómo enseñarle a un niño que nadie puede tocar su cuerpo
Buena Vida

Cómo enseñarle a un niño que nadie puede tocar su cuerpo

Ante un mundo lleno de maldad y donde las malas intenciones pueden estar a la vuelta de la esquina e incluso dentro del mismo hogar, es importante cuidar la integridad de los más pequeños de la casa.

Por: Wendy González Pérez

Cómo enseñarle a un niño que nadie puede tocar su cuerpo(Unsplash)

Cómo enseñarle a un niño que nadie puede tocar su cuerpo | Unsplash

Aunque en la mayoría de las ocasiones, pensar que uno de nuestros hijos pueda ser víctima de abuso sea una idea inconcebible, la realidad es que vivimos en un mundo y en un entorno completamente hostil en la que la mayoría de los niños se pueden encontrar lejos de nuestra protección, sobre todo porque todo el tiempo podemos estar al lado de ellos.

Y es por eso, que es muy importante enseñarle a nuestros hijos más pequeños y los más grandes que nadie puede tocar su cuerpo. Es importante explicar a los niños que absolutamente nadie debe de tocar su cuerpo, ni obligarlos a hacer nada que no quieren. Pero ¿Cómo hacerlo sin perturbarlos al respecto?

Comenzando por enseñarle que su cuerpo es suyo y que nadie puede tocarlo sin su permiso, para esto es importante decirle a tu hijo como se llama cada parte de su cuerpo, con un lenguaje que vaya de acuerdo a su edad y que puedan entender. Esto, también va de la mano sobre su derecho a rechazar un beso o una caricia que no le guste, sobre todo si es un familiar cercano a él o ella.

Es importante que los niños aprendan a decir no de una forma firme e inmediata, pues cuando sienta que existe un contacto nada agradable o que intenten a hacer algo que no quiera, su propio instinto los alertará cuando sucede algo que no les gusta, por lo que es importante que no subestimes a tus hijos, pues a pesar de encontrarse en pleno desarrollo, responden a sus instintos.

Sin embargo, como sabemos los niños no tienen malicia, y suelen confiar en los demás, por lo que es importante enseñarles a diferenciar un contacto bueno del malo. Sobre todo, la importancia de recalcar que ningún adulto debe de pedir ayuda a los niños de hacer algo, mucho menos sin el permiso de los padres. Los adultos le piden ayuda a los adultos no a los niños.

Recuerda que es importante mantener una conversación abierta con los hijos, para que tengan plena confianza de contarles todo lo que les sucede, sobre todo cuando tienen la edad de 1 a 5 años. Es importante que tus hijos se sientan seguros y protegidos por ti.

Cómo enseñarle a un niño que nadie puede tocar su cuerpo. Unsplash

Temas

Comentarios