Logo Soy Carmin
El problema con las mujeres inteligentes, según psicóloga
Buena Vida

El problema con las mujeres inteligentes, según psicóloga

De acuerdo con una experta, las niñas a diferencia de los niños, tienen problemas de confianza a pesar de sus grandes habilidades y talentos, como es el caso de la inteligencia.

Por: Wendy González

El problema con las mujeres inteligentes, según psicóloga(Unsplash)

El problema con las mujeres inteligentes, según psicóloga | Unsplash

Las mujeres que son exitosas e inteligentes dentro del mundo laboral, regularmente se encuentran en desventaja debido a diversos factores, como es el caso de trabajar en un área dominada por hombres, pues esto lleva a que la mujer sea subestimada e incluso le pagan menos. Por lo que las mujeres tienden a exigirse más e incluso aportan mayores estándares a comparación de los compañeros de trabajo hombres.

Sin embargo, a pesar de las grandes habilidades que posee una mujer en cualquier área donde labore, existe un gran problema que se convierte en desventaja. Y este gran problema sin duda es la falta de confianza. Pues a pesar de ser mujeres inteligentes y exitosas, las mujeres son sus peores jueces al momento de hablar de sus habilidades y ventajas en cualquier ámbito.

Y de acuerdo con la psicóloga Heidi Grant Halvorson, las mujeres rara vez se dan cuenta que su peor obstáculo y enemigo son ellas mismas. Pues suelen juzgar sus propias habildiades con más dureza y de una manera completamente diferente al de los hombres y para entender el ¿Por qué? Es necesario hacer un viaje en el tiempo a la etapa de la infancia y reconocer cuales son los hábitos que provocan este tipo de juicios tan duros de valor.

Para esto, la psicóloga Heidi Grant Halvorson hizo una revisión de un estudio de 1980, donde se analizaba la conducta de los niños y niñas de quinto grado. En dicho material se descubrió que las niñas desarrollan un complejo muy extraño con respecto a las habilidades relacionadas con la inteligencia a comparación de los niños, pues en cuanto se presentaba un obstáculo, las niñas eran las primeras en tirar la toalla.

Mientras que los niños, tomaban los obstáculos como un reto y no se rendían a la primera, al contrario, lo encontraban como algún tipo de motivación, siendo muy probable que doblaran sus esfuerzos en lugar de darse por vencidos ante obstáculos académicos como es el caso de contenido como matemáticas. Entonces ¿Qué hacía a las niñas inteligentes más vulnerables a los desafíos?

El problema con las mujeres inteligentes, según psicóloga. Unsplash

La respuesta según la experta radica en la confianza. Las niñas por naturaleza superaban a los niños en actividades académicas de rutina, incluyendo en materias importantes para la calificación del coeficiente intelectual como es el caso de las matemáticas y la ciencia. La investigación asegura que en términos generales no existe mucha diferencia en habilidades mentales de niños como de niñas.

Sin embargo, la única diferencia notoria era como entre niños y niñas se interpretaba la dificultad. Por ejemplo, ante una ecuación de matemáticas difícil de resolver, las niñas eran las primeras en dudar de sus capacidades, perdiendo la confianza, mientras que los niños no cedían tan fácilmente ante la presión o la dificultad de los problemas, a diferencia de las niñas, pues tenían una mayor confianza.

 Y esta gran diferencia, radica en que las niñas inteligentes creen que sus habilidades son innatas e inmutables, mientras que los niños inteligentes creen que pueden desarrollar habilidades a través del esfuerzo y la práctica. Así que por esta simple razón, las niñas inteligentes pierden rápidamente la confianza al momento de no poder resolver un problema ante el primer intento.

Por lo que una mujer adulta inteligente y exitosa, ante el primer obstáculo suele auto juzgarse de una forma muy dura, pues espera que sus propias habilidades la saquen adelante. Sin embargo, de acuerdo con los psicólogos, la habilidad ya sea la inteligencia o ser exitosa no depende de un talento natural. Sino de la experiencia, esfuerzo y sobre todo la perseverancia son los elementos que brindan la confianza y hacen que no la pierdas tan fácilmente.

El problema con las mujeres inteligentes, según psicóloga. Unsplash