Logo Soy Carmin
Hijo, el día que llegaste entendí lo que es el verdadero príncipe azul 
Buena Vida

Hijo, el día que llegaste entendí lo que es el verdadero príncipe azul 

Hijo, esta carta es para ti, para que el día de mañana que puedas leer sepas el gran amor que mamá sintió desde el primer instante que supo que venías en camino. 

Por: Karen Villaseñor

Hijo, el día que llegaste entendí lo que es el verdadero príncipe azul (Foto Unsplash)

Hijo, el día que llegaste entendí lo que es el verdadero príncipe azul  | Foto Unsplash

Hijo, te veo y me parece increíble, me es imposible entender cómo estuve respirando sin ti. Sin esas manitas suaves, sin tu mirada viendo la nada y tu sonrisa a medias. Me pierdo, en ti, en tu encanto y la manera tan fácil que tienes de alegrarme la vida. El día que llegaste entendí lo que es el verdadero príncipe azul. 

Mírate, tan dulce, tan frágil, un pedacito de mí en versión masculina. Lo confieso, eres el hombrecito que más he amado. Ni siquiera sabía que podía llegar a sentir algo tan fuerte, tan puro, tan incondicional. Ese algo que me llena el alma, que me calma y me da la seguridad de amarte, pase lo que pase. 

 

El día que llegaste conocí a mi príncipe azul 

Hijo, quiero que sepas que eres lo más valioso que tengo, que voy a hacer todo lo que esté en mis manos, para guiarte en este duro camino, que es la vida. Pero, no temas, no voy a soltar tu mano, mientras mi corazón siga latiendo, no dejará de lado el tuyo. Espero que te conviertas en un gran hombre, que los valores que te daré te sirvan para ser alguien grande. 

El día que llegaste entendí lo que es el verdadero príncipe azul. Vaya, que estaba equivocada, que había dibujado mi cuento de hadas de la peor manera. Y es que ignoraba, no sabía que mi corazón era capaz de amar así, de envolver en los brazos a mi príncipe azul. Tan perfecto como las películas que veía de niña. 

Eres un verdadero príncipe azul, de esos que enamoran con solo una mirada profunda, de los que hacen que todo mágicamente esté bien con solo sentir tu piel. De esos que te dan fuerza y que te recuerdan lo valiosa que eres. ¡Mi príncipe azul! Hace unos meses hablaba contigo mientras te movías en mi pancita, hoy eres una realidad. 

Hijo, no voy a decirte mentiras, me da miedo, miedo de que no pueda ser una buena madre para ti, pero no voy a rendirme, voy a intentarlo sin importar las veces que me caiga. ¿Y sabes por qué? Porque lo vale, porque tú vales más que la pena y porque no veo el día en que mi príncipe azul se convierta en un hombre maravilloso. 

Con amor, mamá…

Síguenos en

Temas

Foto del periodista Karen Villaseñor

Karen Villaseñor

Editora Web

Comunicóloga, amante de la fotografía, periodista y madre. Disfruto ponerme en el lugar del lector. Es encantador transmitir un mensaje que haga un cambio en la vida de todos aquellos que dan un click en el artículo.

Ver más

Comentarios