Logo Soy Carmin
Madre soltera: un idiota se fue pero un ángel te acompañará toda la vida
Buena Vida

Madre soltera: un idiota se fue pero un ángel te acompañará toda la vida

No temas, ser madre soltera es de las lecciones más bonitas que te va a dar la vida. A veces es iniciar el camino de la crianza solas, que con un idiota que no vale la pena. 

Por: Karen Villaseñor

Madre soltera: un idiota se fue pero un ángel te acompañará toda la vida(Foto Unsplash)

Madre soltera: un idiota se fue pero un ángel te acompañará toda la vida | Foto Unsplash

Madre soltera, se escribe fácil, pero es de las pruebas más complicadas que te pone la vida. Porque, vives con miedo, no de que ese hombre se haya ido o tú lo hayas dejado, tienes miedo de fallar, de ser mala madre por salir a trabajar y a la vez cumplir con el hogar. Sabes, un idiota se fue pero un ángel te acompañará toda la vida. 

Sí, las cosas se van a poner grises, te va a costar mantener la sonrisa, vas a tener que esforzarte el doble, vas a estar muy cansada y tu hijo (a) va a querer jugar, incluso algunas veces cuando llegues por la noche. Te va a doler, porque la vida pesa, porque las responsabilidades de criar y mantener, son una guerra constante, pero déjame decirte, tú puedes. 

 

Madre soltera: un ángel te acompañará toda la vida 

Madre soltera, no, no lo digo porque es lo que todos dicen, lo digo porque sé lo es tener terror, porque sé lo que es fracasar, sentirte avergonzada, triste y con ganas de nada. Te lo digo porque lo he vivido, porque también creí que no iba a poder y porque muchas veces termino encerrada en el baño, llorando sin parar, para después salir como si no pasara nada. 

Madre soltera, no temas, no te sientas culpable, porque cada esfuerzo lo van a ver tus hijos. Tal vez hoy te reclamen, tal vez te extrañen, pero un día notarás que todo lo que hiciste fue grandioso, al ver que ese bebé se convirtió en un ser de bien. Y sí, vas a sentir una satisfacción que va a valer la pena, más que todo. 

Sin embargo, también quiero decirte que no te lo tomes tan a pecho, que los niños no necesitan tanta cosas materiales,  pero sí tus besos, abrazos y pláticas. De vez en cuando haz una pausa, solo porque sí, porque tú y ellos se lo merecen, porque se vale solo amar un día y porque no sabemos si habrá un mañana. 

Madre soltera, esto es la vida, con un sabor un tanto amargo, pero cuando se tiene un amor tan genuino, tan incondicional, tan intenso, cuando se tiene a un pedacito de ti corriendo por ahí que te dice mamá... cuando pasa eso, agradece, porque es un ángel que te acompañará toda la vida y entenderás que qué importa, un idiota se fue. ¿Y qué?

TE RECOMENDAMOS