Logo Soy Carmin
Un hombre infiel aunque llorando pida perdón y de rodillas, no cambiará 
Buena Vida

Un hombre infiel aunque llorando pida perdón y de rodillas, no cambiará 

Un hombre infiel no cambiará amiga, no lo ha hecho una vez, su comportamiento es repetitivo, seguirá igual y, sin remordimiento porque al final unas cuantas lágrimas harán que lo perdones. 

Por: Karen Villaseñor

Un hombre infiel aunque llorando pida perdón y de rodillas, no cambiará (Foto Unsplash)

Un hombre infiel aunque llorando pida perdón y de rodillas, no cambiará  | Foto Unsplash

La infidelidad, ese mal que nadie quisiera experimentar. Sin embargo, llega así, sin previo aviso y con ganas de moverte la vida en un instante, es de las sacudidas más duras. Sobre todo, a nivel emocional, es enfrentarte a tus miedos, inseguridades y abrazar lo que queda de tu dignidad. Amiga, un hombre infiel aunque llorando pida perdón y de rodillas, no cambiará. 

Sí, son muchas las mujeres que han perdonado una infidelidad, que aún con dolor en el pecho y ganas de huir, ponen la situación en una balanza. Dicen que estamos en la época en la que tiramos todo a la basura y no nos esforzamos por mantener relaciones duraderas. Lo que yo pienso es que las mujeres están cansadas, que se han dado cuenta que hay más, más que un hombre infiel. 

 

Un hombre infiel no cambiará 

Un hombre infiel y, me refiero a ese que en el fondo sabes que sigue con el mismo comportamiento, no cambiará. Está ahí, contigo, porque sabe que tiene la seguridad, porque puede ir saltando de cama en cama y, luego volver a tus brazos. Aclaro, no es que esté mal, cada quien decide lo que quiere en su vida. Tú, ¿te quedas con un hombre así? ¿Con inestabilidad emocional, ansiedad y depresión? 

Sé que duele y, no soy pesimista, soy realista, porque también estuve en una situación así. También me aferré a no soltar, a creer en segundas oportunidades, a luchar por el amor, por el tiempo juntos y hasta por hijos. Sin embargo, eso no tuvo valor, porque el ciclo se volvía a repetir y la situación era tan insana, que creí que ya no me dolería, qué equivocada estaba. 

Siempre duele, porque es remover la herida, porque uno no se acostumbra, no, le hace como que si no pasara nada, pero sí pasa, sí te duele, si te sientes poca cosa, humillada, triste, desesperada y, al final te conformas, con sus ratos, con sus desaparecidas y con el sabor de otros labios. 

Un hombre infiel es capaz de arrodillarse, de pedirte perdón con lágrimas en los ojos y de jurarte por lo más sagrado que no volverá a pasar. Un hombre infiel, sabe que tu corazón se ha vuelto frágil, que tus miedos te motivan a seguir con él y va a utilizar todas sus tácticas de manipulación para envolverte, para a hacerte creer que eres su más grande amor y justificar sus aventuras. 

Un hombre infiel no cambiará amiga y sabes algo, no es tu responsabilidad, no tienes que lidiar con alguien que no está dispuesto a indagar en sus emociones y sanar. Tú no eres la salvadora, no tomes ese papel, porque te vas a lastimar el alma, porque cuando menos lo pienses te vas a reprochar y vas a sentir que tu amor no es suficiente, cuando en realidad es perfecto, solo que alcanza para cubrir el poco amor que se tiene ese hombre infiel.

 

Temas

Comentarios

TE RECOMENDAMOS