Logo Soy Carmin
Cosas que debes enseñarles a tus hijos para que sean independientes y exitosos cuando sean adultos.
Buena Vida

Cosas que debes enseñarles a tus hijos para que sean independientes y exitosos cuando sean adultos

La independencia es un punto clave en el desarrollo de todo niño, por lo que te daremos sabios consejos para fomentarla en tus hijos, para que se conviertan en adultos exitosos

Por: Bonita Haro

Cosas que debes enseñarles a tus hijos para que sean independientes y exitosos cuando sean adultos.(FOTO: PEXELS)

Cosas que debes enseñarles a tus hijos para que sean independientes y exitosos cuando sean adultos. | FOTO: PEXELS

La crianza de los hijos es prioridad para todos los padres, y aunque pareciera muy complicado lograrla de la manera adecuada, es importante organizarse para cumplir con todos los pasos para guiarlos correctamente. De acuerdo a los expertos, estas son las cosas que debes enseñarles a tus hijos para que sean independientes y exitosos cuando sean andultos.

Nadie nace sabiéndolo todo, y en el caso de los padres, nadie es un experto, por lo que es importante seguir consejos de los especialistas para lograr llevar una crianza sana y exitosa, ideal para guiar a sus hijos a una adultez satisfactoria, donde puedan valerse por sí mismos, siendo independientes, seguros y autosuficientes.

Ya lo han dicho antes los expertos, ser madre o padre sobreprotector puede arruinar la vida de sus hijos, al privarlos de hacer su propia vida sin depender de ellos. Por eso, es importante que ellos se desenvuelvan en un ambiente sano, donde estén seguros de que pueden lograr lo que se propongan, que convivan con otros niños, que caminen solos y que sean capaces de realizar cosas por su cuenta.

Cómo criar hijos independientes y exitosos

Ante esto, los expertos han recomendado una serie de acciones que los padres pueden aplicar y fomentar en sus hijos a fin de que se desarrollen seguros de sí mismo y de sus capacidades para conseguir lo que deseen.

Ser reponsables de algunas tareas del hogar

De acuerdo a la edad de cada niño, es importante asignarle tareas en el hogar que puedan realizar y de las cuales puedan tener responsabilidad. Dependiendo de qué etapa de su vida tenga se le debe dejar lavar los platos, poner la mesa, levantar sus tendidos, ordear su habitación. Que un niño se responsabilice en ciertas tareas, no solo lo ayuda a ser más capaz y de valerse por sí mismo, sino que también incrementa su autoconfianza y su seguridad.

Apoye en el cuidado de sus hermanos menores

Otra actividad de la que no podemos privar a nuestros hijos y que los ayuda a hacerse responsables desde pequeños, es apoyar a los padres en el cuidado de sus hermanitos menores o de otros niños, ya que esto los hace madurar y crecer siendo jóvenes confiables, afectuosos y con los pies en la tierra.

Puedes dejarlo realizar algunas actividades con sus hermanos pequeños de acuerdo a su edad, tales como leerle o jugar con su hermano menor, siempre supervisado por otro adulto. A los 10 años es ideal, es posible dejarlo que se encargue de su hermano unos minutos, mientras vas a la tienda, por ejemplo. El cuidar a sus hermanos, no solo los ayuda a ser independientes, sino también responsables.

Planificar el menú y hacer el súper

Desde pequeños, muchos niños muestran inquietud por ayudarles a sus padres en labores como en el de la cocina, por lo que los expertos recomiendan permitirles hacerlo. Puedes inculcarlos a que te ayuden a hacer las compras, así como preparar comidas sencillas que no representen peligro para ellos. Esto, además de orillarlos a que tengan hábitos alimenticios saludables, también fomentan la unión y el convivio familiar.

Uno de los momentos más enriquecedores y con el que los niños se sienten más felices, es sentarse juntos en la mesa a cenar o comer. Esto, aunque no lo creas, se ha relacionado con tantos beneficios para ellos, como el mejoramiento en el rendimiento académico, menor riesgo de obesidad y menores tasas de abuso de sustancias, así como de depresión. De ahí la importancia de no dejar de hacerlo, así como ayudarlo a ser más independiente ayudando a sus padres en la preparación de alimentos.

Cosas que debes enseñarles a tus hijos para que sean independientes y exitosos cuando sean adultos. FOTO: PEXELS

Dejarlos que jueguen solos, sin padres

Sabemos lo difícil que es soltar a los hijos para evitar “ponerlos en riesgo”, sin embargo, tarde o temprano tienen que aprender a valerse por sí mismos, y si se los vas inculcando de acuerdo a su edad, crecerán sin miedos, siendo responsables, inteligentes e independientes. Conforme van creciendo, es posible dejar que jueguen solos afuera, que se queden sin sus padres en una fiesta de cumpleaños, o que vayan a la casa de algún amiguito o primo a jugar, sin estar encima de ellos todo el tiempo. Esto les permitirá convivir, decidir a qué jugar y resolver conflictos que se presenten entre ellos mismos.

Si sus hijos están listos, puedes organizar convivios con sus amigos en tu casa y dejar que ellos mismos decidan a qué jugar o qué actividades hacer. Lo mismo cuando se reúna en la casa de otro amigo. Claro, primero asegúrate con preguntas de que va a estar seguro en esa casa, y si tu hijo se siente inseguro y tímido, no lo juzgues y apóyalo.

Trabajo voluntario

Sin lugar a dudas, conforme van creciendo, los niños se van volviendo más capáces de realizar actividades cada vez más complicadas que puedan enseñarlos a ser responsables, independientes, y a la vez empáticos con los problemas y necesidades de la comunidad. Esto, a su vez, les ayudará a ser más maduros y bondadosos. Pueden empezar ayudándole a algún vecino de edad avanzada a realizar alguna tarea, llevar comida a personas vulnerables en iglesias o realizar trabajo comunitario en alguna escuela o parque de la colonia.

Llevar un registro de sus propias tareas y exámenes

Cuando son más pequeños, es válido ayudarlos con sus tareas escolares o para estudiar para los exámenes, pero poco a poco, es importante inculcarles a organizarse y registrar sus actividades escolares como tareas o evaluaciones para que él mismo las haga, para evitar que se esperen hasta que sus padres les digan qué y cuándo hacer las cosas.

Su propio horario

Es recomendable proporcionar a los hijos un calendario para fomentarles el hábito de registrar fechas y citas importantes, y que ellos mismos se responsabilicen de cumplirlos o recordar a sus padres para llevarlos a cabo, como por ejemplo alguna cita médica, fiestas de cumpleaños, fechas importantes, algún evento escolar, juego, exámenes, etcétera.

Que piensen por sí mismos

A fin de que se formulen sus propias opiniones y que defiendan su postura ante diversos temas, es necesario dejar que sus hijos sean pensadores independientes. ¿Cómo puedes lograrlo? Tengan durante la cena o en el carro conversaciones importantes como de noticias de actualidad, temas históricos, historias de ficción, etcétera, y anímalo a que comparta su opinión al respecto, sin criticar.

Asimismo, escucharlos es muy importante, pues les estás demostrando que su opinión es importante para ti, y que sus ideas y pensamientos tienen muchísimo valor. Si de repente no están de acuerdo con un tema, es importante debatir al respecto y expresar sus opiniones, sin importar cuáles sean, siempre dirigiéndose con respeto.

Cómo entretenerse

Es clave para todos los niños que sepan que no todos los momentos de su vida deben estar llenos de actividades programadas, pues es importante también darle a los niños la oportunidad de interesarse y dedicarle tiempo a las actividades que sean de su gusto e interés.

Por otro lado, también es importante inculcarlos a que lean juntos todos los días, y que también ellos lo hagan por su cuenta solos, que trabajen sobre su propia actividad que sea de su gusto, como dibujar, bailar, jugar, salir a caminar, etcétera. Lo importante es que conozcan que pueden realizar cosas por su propia cuenta, así como cosas en conjunto con su familia, amigos u otras personas.

También te podría interesar:

Esto hacen los padres que crían hijos altamente inteligentes

Hábitos de pobreza que le inculcas a tus hijos sin darte cuenta