Logo Soy Carmin
Estudio : Estos son los hábitos que te hacen engordar
Buena Vida

Estudio : Estos son los hábitos que te hacen engordar

Malpasarte, comer poco, botanear, un exceso en las dietas y más, se encuentran entre los  malos hábitos más frecuentes. No es la comida, es tu actitud.

Por: Brenda Colón Navar

Estudio : Estos son los hábitos que te hacen engordar(Fotografía Unsplash)

Estudio : Estos son los hábitos que te hacen engordar | Fotografía Unsplash

La psicóloga Susan McQuillan reveló para el sitio Psychology Today los principales hábitos que te hacen engordar. Para ello, realizó varios estudios y todos los resultados se encuentran en el libro “Rompiendo los lazos de la adicción a la comida”. Sí, son fuertes declaraciones, pero una vez que las analices te darás cuenta de tiene razón.

La investigadora insiste en que una cosa es el estilo en que comemos y otra muy distinta las opciones que disfrutamos, pues en el estilo reflejamos los hábitos con los que hemos crecido. La buena noticia es que al analizar sus conclusiones, obtenemos la pauta para cambiar lo que hacemos mal y entonces sí, podremos disfrutar los mejores sabores de la vida.

Estudio : Estos son los hábitos que te hacen engordar. Fotografía Unsplash

Aquí la lista que debes analizar:

1.- Consumir alimentos altos en calorías y grasas

Alimentos como almendras, aceite de oliva y almendras son deliciosos, pero debes consumirlos en pocas cantidades, pues comer mucho “de lo bueno”, reduce sus beneficios.

2.- Pequeñas porciones varias veces al día

A muy pocos les funciona, comer pequeñas raciones a lo largo de todo el día. La razón es que estas porciones dificultan definir el tipo de alimentos que estamos ingiriendo, lo mejor es apegarnos a las tres comidas del día que son tradición y tratar de que sean en los mismos horarios, con periodos de 3 a 5 horas entre cada una.

3.- Comer frente a la televisión o la computadora

Este punto nos dolió bastante, pero ¿qué le vamos a hacer? La psicóloga señala que cuando nos distraemos con otras actividades mientras comemos, no ponemos atención a qué y cuánto estamos comiendo. Ahora entiendo por qué me acabo los nachos antes de que empiece la película cuando voy al cine.

4.- Comer sin atención

Hablamos de no poner atención a lo que nos llevamos a la boca, agarramos lo que sea por comer algo rápido y ni siquiera nos damos cuenta de la cantidad que ingerimos.

5.- Grandes porciones de alimentos en cada comida

El apegarnos a las raciones recomendadas por médicos y nutriólogos nos ayudará a balancear la cantidad de calorías que consumimos.

6.- Botanear

Si optas por frutas o verduras está bien, pero si lo tuyo es la comida rápida o chatarra, dale la bienvenida a calorías que tu cuerpo no necesita.

7.- Comer sin horarios

Cuando se pueda, donde se pueda, provoca descontrol en la mente y el organismo. Trata de acostumbrarte a comer en los mismos horarios todos los días.

8.- Comer demasiado rápido

Entre más lo hagas, más fácil será comer de más. Esto se debe a que el cerebro tarda cerca de 20 minutos en avisar que ya te llenaste y para ese entonces, quizá ya comiste de más.

9.- Contar con poco tiempo para comer

Sí, cuando compramos “comida para llevar” elegimos lo que nos queda de paso y al no poner atención, le damos al cuerpo lo que no necesita. Sumémosle que el exceso de actividades te puede hacer olvidar que ya comiste y que tu hambre en realidad sea cansancio o sed.

10.- Comer fuera de casa

Aquí es imposible controlar cómo se preparan los alimentos y con un menú en frente, solemos optar por lo de mayores calorías, le damos más peso a la idea del sabor que de la nutrición. Considera también las porciones que sirven.

11.- Comemos muchos alimentos del mismo tipo

Cuando cargamos la balanza a alimentos similares, provocamos un desbalance en nutrición e ingesta de calorías.

12.- Comida chatarra en exceso

Es lo fácil pero no lo correcto. Esta opción brinda al cuerpo calorías, grasas y azúcar en exceso.

13.- Dietas constantes

Privarte de una alimentación balanceada lleva a excedernos en algunos tipos de comida, lo cual resulta contraproducente.

14.- Saltarte comidas

Esto provoca que el hambre te haga comer de más cuando por fin tienes oportunidad y que elijas lo primero que tengas enfrente sin pensar en lo bueno o malo que es para ti.

15.- Comer por vacíos emocionales

El estrés, la frustración, el enojo y hasta la felicidad realmente no tienen relación con tu apetito verdadero. Si sientes hambre cuando no es hora, cuestiónate sobre el motivo real por el que deseas hacerlo.

16.- Comer de más los fines de semana

Es común que cuando cuidamos nuestra alimentación nos engañemos pensando que el fin de semana se convierte en “días libres”. Lo que provocas es que tu esfuerzo se vaya a la basura por los excesos de esos días.

17.- Visitar buffets de “todo lo que puedas comer”

¿Necesitamos decir más? Esta idea nos hace sentir presionados por comer de todo, especialmente para sentir que vale la pena lo que estamos pagando.

Los médicos han señalado que lo mejor es comer balanceadamente, a horas fijas y claro, antojos de vez en cuando. La clave para medirnos es saber qué tipo de alimento estamos consumiendo, cómo se preparó y con qué frecuencia le consumimos.

TE RECOMENDAMOS