Logo Soy Carmin
Ten fe y confía.Todo lo que viene siempre es mejor
Buena Vida

Ten fe y confía.Todo lo que viene siempre es mejor

Mantener la calma en tiempos difíciles es todo un reto, pero es más fácil encontrar soluciones cuando te tranquilizas y confías en que todo lo que viene es para crecer y ser mejores  

Por: Laura Alarcón

Ten fe y confía.Todo lo que viene siempre es mejor(Unsplash)

Ten fe y confía.Todo lo que viene siempre es mejor | Unsplash

Ten fe y confía.Todo lo que viene siempre es mejor. Han sido tiempos complicados, pero eso no quiere decir que las cosas serán siempre así. Mantén la calma y recuerda que eres más fuerte que los desafíos que la vida puede presentarte, cuando sientas que no puedes más piensa a dónde quieres llegar. 

Todo objetivo requiere un tiempo para lograrse, pero a veces pueden presentarse complicaciones que nos hagan querer rendirnos. Es importante que recuerdes  que cuando no puedes más es justo cuando la fé hará su trabajo, pon tus intenciones en las manos de Dios.  

No tienes que poder con todo siempre, ser paciente contigo mismo es la clave. Eres fuerte de eso no hay duda, sólo debes respetar los tiempos de la vida, no puedes cambiar todo en cuestión de días. Al igual que la naturaleza necesitas tiempo para florecer y el resto de las personas también necesitan tiempo para cambiar. 

Puede ser que lleves meses difíciles y que creas que ya no puedes más, pero muchas otras veces has pensando lo mismo y aquí estás. Confía en ti y en la magia del universo, en los tiempos perfectos. Cuando la batalla sigue es porque todavía tienes mucho por aprender, confía en tu potencial y en que nunca estás solo, siempre está Dios.  

Dios siempre te habla, sólo debes aprender a escucharlo, en cada decisión en cada persona bondadosa que te topas está él, sin importar que te alejes por un tiempo, Dios siempre te escucha con atención, sólo debes aprender a ver las señales, las respuestas ya están puestas pero no siempre es fácil leerlas. 

Se requiere de mucha humildad para poder ver las señales, para aprender a pedir perdón o aceptar que nos equivocamos. Nunca es tarde para cambiar, siempre podemos ser mejores. Lo importante es querer hacerlo y no tener miedo de empezar desde cero. Puedes hacerlo. 

Estamos iniciando un nuevo año, aprende a agradecer más y quejarte menos. Aunque lo dudes muchas personas quisieran estar en tu lugar, aprende a agradecer lo que tienes y busca la forma de ser una mejor persona. A veces los cambios tardan pero los grandes y verdaderos cambios son lentos. 

Hoy que has decido ser diferente confía en ti y confía en Dios, si necesitas un acompañante que nunca te abandone háblale, Dios siempre estará dispuesto a escucharte. Sin necesitas sanar pide su ayuda, si necesitas perdonarte conversa con Dios, si necesitas una guía escúchalo. 

La fe es la clave cuando sientes que no puedes más, pero tu voluntad es indispensable en cualquier decisión que tomes. Confía en ti y confía en Dios. Nunca es tarde, siempre es el momento justo.