Buena Vida

Señales de que tu alma y corazón están agotados, necesitas descansar

Cuando el cuerpo se cansa lo sentimos y las emociones no son la excepción, conoce todo sobre la fatiga emocional y cómo tomar el control de tu vida, no dejes que situaciones externas te dominen

Por Brenda Colón

-

¿Has escuchado hablar de la fatiga emocional? Aunque suene extraño es muy real y muchos la vivimos sin saber, por eso te contamos cuáles son las señales de que tu alma y corazón están agotados, necesitas descansar antes de explotar. 

La fatiga emocional no es una broma y puede disfrazarse de muchas cosas, desde mal humor, hasta depresión y ansiedad, por ello es importante reconocer cuando estamos al límite y saber cómo alcanzar nuevamente nuestro bienestar.

La fatiga emocional se da cuando atravesamos por periodos difíciles o estresantes, todos conllevan un proceso, pero padecer cansancio emocional podría extenderlo innecesariamente.

Leer más: Cosas que un hombre no le puede robar a una mujer fuerte aunque le rompa el corazón 

Las señales de que padeces fatiga emocional 

Aunque la fatiga emocional no duele como cuando tenemos cansancio físico, es importante estar alertas a las señales de que necesitas descansar emocionalmente, las más comunes son: 

Las emociones del día a día te consumen

Hablamos de cuando cualquier sentimiento negativo nos consume, se vuelve una amenaza y no es que no tengamos paciencia sino que estamos saturadas emocionalmente, abrumadas. Es importante que no trates de arreglar lo superficial sino que encuentres la raíz de tu molestia y que la resuelvas de raíz. 

Te pones muy sensible

No, no estás exagerando sino que estás demasiado alerta por estar cerca de tu punto de quiebre, no quieres tolerarte una falla más. En lugar de controlar lo que está a tu alrededor, debes trabajar en ti e identificar la situación que te causa conflicto, problemas familiares, en el trabajo, en la pareja, necesidades que tienes y que has ignorado.

Te sientes derrotada constantemente

Sí, para ti todo es todo o nada y esa perspectiva hace que te des por vencida antes de intentar las cosas, te estresas mucho o simplemente te has vuelto muy pesimista, es tu manera en que tus emociones te dicen “no más”, ¿las estás escuchando? 

Te cuesta encontrar la voluntad para avanzar, para seguir adelante

Te sientes estancada, sin motivos para seguir. Esto ocurre porque tienes grandes dudas y no sabes la respuesta, pero eso nos pasa a todos. Debes enfocarte en vivir un día a la vez y si aún así sientes que es demasiado, entonces vive una hora a la vez, pasos pequeños pero firmes.

Escúchate, analiza qué necesitas y sé honesta sobre lo que te molesta para atenderle. 

El alma grita aunque no quieras admitirlo.

Te da miedo que alguien te haga “estallar”

Sabes que por el momento tienes poco control emocional, no puedes controlar a los demás pero sí cómo reaccionas, no controlas lo que piensan, lo que dicen o no lo haces, no es tu trabajo cuidarlos y cuando lo entiendes por fin te relajas.

Te vas a los extremos, expresas demasiado o te guardas todo

Los extremos nunca fueron buenos, entonces puedes terminar llorando sin parar o sin poder hacerlo, ninguna de esas opciones es buena. Debes procesar tus emociones en tiempo real, esto quiere decir que debes reconocer lo que sientes, por qué y encontrar el momento y lugar correctos para responder a ello. Escribir, meditar, dormir, estar a solas son actividades que podrían ayudarte. 

Leer más: Cosas por las que una mujer fuerte debe perdonarse para ser feliz

Estás lista para un cambio

Aunque no estás en tu mejor momento sabes que estás lista para una transformación, sabes que tu vida no está funcionando y la buena noticia es que puedes cambiar, solo requieres reconocer que no tienes un problema sino varios y enfrentarlos, poco a poco verás la luz. 

No niegues lo que sientes, cuida de ti, escúchate, relájate y todo cambiará.

Y bien, ¿has sufrido de fatiga emocional?

0%
No 0%
Síguenos en
Más sobre este tema

Mantente informado sobre lo que más te importa

Recibe las noticias más relevantes del día en tu e-mail

Debes ingresar un E-mail valido. Ha sucedido un error en la suscripcion.
¡Tu suscripcion ha sido exitosa!

Suscribirse implica aceptar los términos y condiciones