Logo Soy Carmin
Señales de que sufres agotamiento del alma, estás destruyéndote
Buena Vida

Señales de que sufres agotamiento del alma, estás destruyéndote

No es tu imaginación, la rutina diaria te ha llevado a un punto que parece no tener salida. Esto es lo que debes hacer para recuperarte.

Por: Brenda Colón Navar

Señales de que sufres agotamiento del alma, estás destruyéndote(Fotografía Unsplash)

Señales de que sufres agotamiento del alma, estás destruyéndote | Fotografía Unsplash

¿Has sentido que cada vez tienes menos tiempo, que por más que descanses simplemente no funciona y que tu mente se va pensando en todos los pendientes que debes realizar? Quizá estás destruyéndote y tu cuerpo te está dando señales de que sufres agotamiento del alma.

Esto es la antesala de la fatiga crónica, un problema de salud que se ha vuelto muy frecuente en la sociedad actual. Hablando específicamente del alma, podemos observar deterioro en varias de nuestras emociones. Los psicólogos expertos en el tema, señalan estas como las alertas principales:

Señales de que sufres agotamiento del alma, estás destruyéndote. Fotografía Unsplash

1.- No sientes que descansas mientras duermes

Incluso puedes experimentar trastornos de sueño, no dormir o dormir de más. Esto se debe porque aunque cierras los ojos, tu mente sigue preocupada por todo lo que debe realizar. Lo más probable es que pienses en tantas cosas que no te das cuenta cuando te quedas dormido, tu mente es una máquina que permanece encendida.

2.- Imaginas constantemente una vida diferente

Claro, deseas alejarte de tu vida real. Las personas con fatiga del alma usan su imaginación como medio de escape a lugares más tranquilos y puede ser que estas ideas te causen más satisfacción que lo que realmente te rodea.

El plasmar esas ideas en dibujos o textos podría ayudar a relajarte, ¿ya lo probaste?

3.- Te sientes mal

Dolor de cabeza o de estómago, en la espalda, las articulaciones, podrían alertarte de este tipo de cansancio. Si experimentas malestar, visitas al médico y no hay diagnóstico, la razón podría ser emocional.

4.- Sientes que estás desconectado de la vida

Todo un corto circuito. Te sientes extraña hasta en tu propio cuerpo, haces todo con esfuerzo mínimo y la vida no te interesa. Puede ser que no sepas qué decir en una conversación simple, que tus amigos y demás seres queridos te desesperen al grado de preferir la soledad.  ¿Te suena? Tu alma necesita descansar.

5.- Tus emociones son muy intensas

Piensas en tantas cosas que tus emociones se enredan dentro de ti, te cuesta trabajo expresarlas y puedes sentir rabia, ganas de llorar o de gritar de la nada o por cosas que realmente no lo ameritan.

6.- Pasas mucho tiempo sola

Sí, no importa si te rodean muchas personas, no puedes relacionarte con ellas, sientes que nadie te comprende y por lo mismo la soledad se vuelve tu única amiga.

7.- Podrías sufrir ansiedad o depresión, incluso otras enfermedades mentales

Es el alma donde se albergan todas nuestras emociones, por lo que desconectarle con el cuerpo como en este caso puede detonar enfermedades mentales. Estudios recientes han revelado que el 90% de personas con depresión sufre fatiga emocional, esto resulta al tratar de complir con demandas para las que el alma no tiene energía suficiente.

8.- Sufres por ir al trabajo o la escuela todos los días

Y quizá no sea que el trabajo no te agrade, sino que te sientes presionado por motivos económicos, te frustra que por más que trabajas no alcanza. Despertar y prepararte para el trabajo solo te recuerda los gastos que tienes o te has esforzado tanto que el cansancio es demasiado.

9.- Parece que funcionas en automático

Llegas a un lugar y no recuerdas el trayecto, cuentas los días para el fin de semana o tu descanso, haces todo con poca atención para poder relajarte un poco.

10.- Las cosas que antes te provocaban felicidad ya no lo hacen

Esta es la forma más clara en que tu alma pide atención. Hay demasiadas preocupaciones que están abusando de tu energía. Si esto es común, lo mejor es buscar ayuda profesional. Tal como vas con un médico especialista cuando te duele algo en el cuerpo, sientes molestias como náusea, ardor, fiebre, la fatiga emocional también amerita atención.

 

Mantente atenta, pues luego de conocer esta información, podrías identificar un alma agotada no solo en ti, sino también en tus seres queridos, compañeros de escuela o de trabajo.

 

Con información de Power of Positivity.


 

TE RECOMENDAMOS