Logo Soy Carmin
No va a cambiar, hagas lo que hagas nunca cambiará
Buena Vida

No va a cambiar, hagas lo que hagas nunca cambiará  

Tienes un amor, que sufres más de lo que sonríes, sientes que estás en un círculo vicioso y además no tienes idea de cómo salir de ahí. Amiga, no va a cambiar, hagas lo que hagas. 

Por: Karen Villaseñor

No va a cambiar, hagas lo que hagas nunca cambiará(Foto Unsplash)

No va a cambiar, hagas lo que hagas nunca cambiará | Foto Unsplash

El abuso emocional y físico no es algo que se pueda modificar de la noche a la mañana. En el momento que caes en una relación tóxica todo se poner peor con el tiempo. No obstante, hay muchas mujeres que se sienten responsables de ello, que se adjudican el papel de salvadoras, porque inconscientemente creen que van a cambiarlo. Amiga, no va a cambiar, hagas lo que hagas nunca cambiará. 

Es como si la mujer se exigiera cambiar su comportamiento, gustos y pasatiempos, todo para que el hombre sea menos abusivo. Cuando una mujer permite que le griten, la critiquen, la humillen, la maltraten físicamente, ya no hay marcha atrás. Es como una bola de nieve imparable. Y ¿sabes qué? Él lo sabe perfectamente. 

 

Hagas lo que hagas nunca cambiará  

Ese hombre se proyecta en cada insulto y jaloneo. Es un manipulador, que sabe muy bien cómo lastimarte y después acariciarte. Para hacer como si no pasara nada y entonces, tu autoestima se vuelve una extraña, eres la víctima, la mujer abnegada que es capaz de aguantarlo todo por seguir a su lado. 

Entre más te lastima, más dependiente te vuelves, pues, llega un momento en el que no te quieres nada y te conformas con su mal amor. Ese hombre goza insanamente al degradarte y saber que aún así vas a volver a sus brazos. No amiga, no te corresponde cambiarlo, no tienes por qué lidiar con alguien que no tiene la valentía de amarse. 

Al hombre abusador le gusta limitarte, cerrarte todas las puertas y alejarte de los tuyos, para que él sea tu única opción. Tú eres la que se comporta de forma inapropiada, la que hace cosas que alteran su carácter,  la que no debió vestirse así, eres la culpable de sus acciones. Lo cual resulta muy cómodo para alguien que no tiene el control de sus propias emociones. 

Mujer, deja de culparte, no va a cambiar, hagas lo que hagas, siempre encontrará un pretexto para lastimar. La manipulación y el chantaje no es amor,  pero la idealización, el conformismo y la baja autoestima te ciegan. Caíste, estás en un círculo vicioso, una adicción que te está amargando la vida.

Es como si te tuvieran que castigar para luego consentirte. ¿Eso quieres? Sé que no es fácil decir adiós, que una relación abusiva te engancha, pero puedes lograrlo. Es una decisión que hará que todo vaya mejor, créeme puedes reconstruirte. 

 

Temas

Comentarios

TE RECOMENDAMOS