Logo Soy Carmin
¿Eres una esposa enojona? Podrías estarle salvando la vida a tu pareja. FOTO: MALCOM IN THE MIDDLE
Buena Vida

¿Eres una esposa enojona? Podrías estarle salvando la vida a tu pareja

Según un estudio de la Universidad de Michigan, una esposa enojona puede ayudar a prevenir la diabetes; te decimos por qué

Por: Bonita Haro

¿Eres una esposa enojona? Podrías estarle salvando la vida a tu pareja. FOTO: MALCOM IN THE MIDDLE

¿Eres una esposa enojona? Podrías estarle salvando la vida a tu pareja. FOTO: MALCOM IN THE MIDDLE

¿Eres una esposa enojona? La próxima vez que tu pareja te reclame eso, puedes tranquilamente echarle en cara que le podrías estar salvando la vida. Sí, así como lo lees. De acuerdo a un estudio de la Universidad de Michigan, tener una pareja enojona puede tienen mejor salud.

¿Eres una esposa enojona? Podrías estarle salvando la vida a tu pareja. FOTO: UNSPLASH

Esto se debe, según la investigación, a que los hombres que se casan con mujeres enojonas es menos probable que enfermen de diabetes.

Pero, ¿por qué?

El estudio, en el cual participaron alrededor de 1228 personas casadas, de las cuales, gran cantidad se trataba de mujeres controladoras y enojonas, reveló que las parejas reconocieron que había veces que esta situación los ponía molestos.

Sin embargo, los resultados que arrojó la investigación determinaron que los hombres casados con mujeres enojonas gozaban de mejor salud, sobre todo en niveles de glucosa en la sangre.

Y es que, pueden quejarse todo lo que quieran, pero una mujer enojona y regañona está más al pendiente de su pareja, sobre todo en lo que comen y de sus hábitos.

Qué esposa regañona no ha aplicado el “no comas eso, te hace daño”. “Si sigues comiendo así, vas a engordar”. “Te vas a quedar todo el día viendo televisión”, “¡ya vas a salir otra vez a tomar con tus amigotes”.

Esto podría estar ayudando a que los hombres se cuiden más, pues su mujer está siempre al pendiente de ello, aunque a ellos no les guste tanto.

Entonces, la próxima vez que te vayas a quejar de los regaños de tu pareja, piénsalo dos veces y chécate la glucosa, quizás cambies de opinión, y prefieras agradecerle.

¿Eres una esposa enojona? Podrías estarle salvando la vida a tu pareja. FOTO: UNSPLASH

TE RECOMENDAMOS