Logo Soy Carmin
Estas son las consecuencias de la falta de amor en la infancia y que nos afectan de adultos
Buena Vida

Estas son las consecuencias de la falta de amor en la infancia y que nos afectan de adultos

Las heridas emocionales que sufrimos en la infancia, de no ser tratadas, nos persisten en la edad adulta.

Por: Dian Lozano

Consecuencias de la falta de amor en la infancia(Foto: Unsplash)

Consecuencias de la falta de amor en la infancia | Foto: Unsplash

Los conflictos, decepciones y traumas que vivimos durante la infancia no siempre se quedan en el pasado, muchas veces eso que nos lastimó en los primeros años marcan nuestra vida.

 

 

Esa falta de amor en la infancia genera heridas emocionales tan profundas que incluso cuando somos adultos nos sentimos como ese niño humillado, abandonado o asustado que fuimos alguna vez.

Las heridas de la infancia nos persiguen de adultos. Foto: Unsplash

Según el portal de Internet Mejor con Salud, estas son las consecuencias de la falta de amor en la infancia y que nos afectan de adultos:

1. La falta de amor en la infancia hace adultos indiferentes

La indiferencia hacia el sufrimiento de otras personas es una de las consecuencias de la falta de amor materno en la infancia.

Los niños carentes de amor, cuando ya son adultos, se caracterizan por tener un comportamiento apático, que puede llegar no solo a afectar sus relaciones cercanas, además, se les dificulta expresar sus sentimientos, por lo cual, optan por reprimirlos.

 

2. Un niño que no tuvo amor de adulto presenta problemas para relacionarse

Las personas que carecieron de amor en la infancia, en su vida adulta siguen esperando de forma inconsciente que sus necesidades sean cubiertas. Esta situación genera consecuencias en su comportamiento, así como en su capacidad de amar y expresar amor.

3. Un niño humillado, de adulto tiene baja autoestima

Se ha demostrado que la humillación puede llegar a ser similar a la que se experimenta cuando se sufre un dolor físico, ya que ambas vivencias comparten los mismos circuitos cerebrales. Si un niño es humillado, es probable que al crecer desarrolle una baja autoestima.

Muchos de los adultos que fueron humillados de niños, ya fuera por sus padres, amigos o profesores, suelen ser retraídos y les cuesta confiar en los demás.

4. Un niño traicionado, de adulto es desconfiado

Cuando te traicionan en la infancia, la decepción es mucho más grande ya que de niños no tenemos las suficientes herramientas psicológicas para hacerle frente a la frustración. Además, una gran traición puede generar en el niño la idea de que las personas que le rodean son poco fiables, lo cual le convertirá en un adulto desconfiado.

De hecho, muchos de los niños que fueron traicionados durante los primeros años de su vida se transforman en adultos distantes y fríos y les cuesta comprometerse emocionalmente con otras personas.

Si quieres evitar que tus hijos tengan estas carencias cuando sean adultos, dales el afecto que merecen y necesitan. El amor que se le da a un pequeño desde que nace, tiene un poder que no imaginas, y esto influye de manera positiva en su desarrollo.

Temas

Comentarios