Logo Soy Carmin
Cosas que las parejas jamás deben decirse o podrían arruinarlo todo.
Buena Vida

Cosas que las parejas jamás deben decirse o podrían arruinarlo todo

En cualquier noviazgo o matrimonio deben de existir límites que ayuden a mantener una sana convivencia y vivo al amor; de acuerdo a los expertos, estas son las cosas que las parejas jamás deben decirse o podrían herirse y arruinar todo lo que llevan construido

Por: Bonita Haro

Cosas que las parejas jamás deben decirse o podrían arruinarlo todo.(FOTO: PEXELS)

Cosas que las parejas jamás deben decirse o podrían arruinarlo todo. | FOTO: PEXELS

Las palabras hieren, y en una dinámica de pareja eso puede significar el fin de cualquier vínculo, por lo que hay cosas que las parejas jamás deben decirse o podrían arruinarlo todo. Si bien, en las relaciones no todo es color de rosa y inevitablemente habrá detalles de tu pareja que no te gusten del todo, lo importante es ser tolerantes y no decir cosas que no quieres decir que pueden lastimar a la persona que amas.

 Y es que, es muy diferente que no estés de acuerdo con ciertos gustos o manías de tu pareja, y hacerle de vez en cuando una observación respetuosa al respecto, a que le lances palabras que no llegan a ningún lado y hieren sentimientos sin necesidad alguna. Esto, aunque no lo creas, poco a poco desgasta la paciencia y límites en la relación y amenaza por romper y dañar algo que creían, era irrompible.

De continuar con eso, llegará el momento en el que todo se acumule y en algún momento explote en algo que no quieren, y quizás sea el fin de una relación que pudo haber perdurado de demostrar más tolerancia uno al otro. Por eso, te decimos cuáles son las cosas que jamás debes decirle a tu pareja, o podrían arruinarlo todo.

Cállate

En una relación debe imperar, sobre todo, el respeto para poder continuar en un ambiente armónico y tranquilo. Por eso, decirle “cállate” a tu pareja no es la mejor opción para prosperar positivamente en la relación. Por más desesperada o molesta que estés, es fundamental mantener la calma y evitar decir cosas de las que después te puedas arrepentir, y herir a tu ser amado.

Eres muy infantil

Otra frase que jamás deberías decirle a tu pareja si no quieres golpearla en el orgullo es “eres muy infantil” o “eres un niño (a)”. Sobre todo si es alguien que disfruta de hábitos como los videojuegos, coleccionar muñecos o comics. Recuerda que cada quien tiene sus gustos, y por más que a ti no te guste alguno de ellos, debes respetar lo que le emociona, pues eso no tiene nada que ver con el amor que te tenga.

De hecho, los expertos recomiendan que hables con él al respecto y le hagas saber que estás de acuerdo y te gusta ese niño interior, aunque lo que más te interesa es que deseas tener una relación de adultos con el amor de tu vida, sobre todo, si sus hábitos resultan muy invasivos.

Sigue leyendo: Maribel Guardia como sirenita, con top amarillo y falda con corte ceñido

Ya supéralo

Lo peor que puedes decir en una discusión con tu pareja es la expresión “¡ya supéralo!”, pues con eso, solo estás demostrándole a tu pareja que está exagerando o lo que está haciendo o diciendo no es para tanto.

Un hombre/mujer jamás haría eso

Comparar a tu pareja con alguien más, y decirle que está mal porque los demás no actuarían como ella, es la peor ofensa que pudieras hacerle. Y es que, indirectamente estás echándole en cara que solo quieres que se comporte como a ti te gusta, quitándole la decisión de ser ella misma.

Sigue leyendo: Vestidos para lucir elegante todo el día 

Es que me provocas

Responsabilizar a tu pareja por tus propios actos o errores, es algo que jamás deberías hacer en tu relación. Lo que debes hacer, según la psicóloga Katherine Girado es controlarte a ti mismo y evitar hacer cosas que no quieres o que no son correctas, y sobre todo, evitar responsabilizar a tu pareja por algo que dijiste o hiciste.

Eres tonto (a)

En una relación de pareja no hay lugar para las groserías y los insultos. Por más que tu pareja se equivoque en algo no te da el derecho de juzgarlo e insultarlo. Todos cometemos errores, y hay que aprender a aceptar y reconocer los propios para tolerar los de los demás. Piensa antes de hablar, y sobre todo, contrólate antes de herir a tu pareja y arriesgar su relación para siempre.