Logo Soy Carmin
El trauma no es tu culpa, pero sanar es tu responsabilidad
Buena Vida

El trauma no es tu culpa, pero sanar es tu responsabilidad

Lo que pasó no fue tu culpa, pero seguir adelante y superarlo es tu responsabilidad, no permitas que un evento desafortunado arruine tus sueños

Por: Laura Alarcón

El trauma no es tu culpa, pero sanar es tu responsabilidad(Pexels)

El trauma no es tu culpa, pero sanar es tu responsabilidad | Pexels

El trauma no es tu culpa, pero sanar es tu responsabilidad. Todos tuvimos eventos desafortunados en la adolescencia o en nuestra infancia, sucesos tan dolorosos que preferimos no recordar, situaciones traumáticas que quisiéramos borrar. 

Lo que te pasó no fue tu culpa, deja de atormentarte, sabemos que no fue algo que pediste y no era algo que merecías, eras muy joven, alguien probablemente debió ayudarte, pero estabas en lugar y en el horario equivocado. 

Lo que te pasó no fue justo, la vida no siempre es justa, duele, y en ocasiones parece odiarnos, no vamos a mentirte. Basta de mentiras, no las mereces. Queramos hablarte con la verdad, para que por fin puedas liberarte de ese pasado que te atormenta y no te deja seguir adelante. 

Entendemos que no fue tu culpa, no te agobies. Lo importante es aceptar que  incluso cuando no tenemos la culpa, sanar después de un evento traumático siempre recaerá sobre nosotros, y en lugar de estar atormentados por esto, en verdad tenemos enfrente una gran oportunidad, podemos aprender a verlo como una enseñanza, una misión en la vida. 

Dicen que la vida te pone solas pruebas que puedes superar, eres fuerte sigues aquí, incluso después de los sucedido. Se fuerte para demostrarle a los que te hicieron daño que eres mejor que ellos, se fuerte para demostrarte a ti mismo que puedes con todo en esta vida. 

La importancia de sanar

Sanar es más importante de lo que te imaginas, se convierte en nuestra responsabilidad porque el dolor no procesado se transfiere a todos los que nos rodean, y no puedes permitir que lo que otra persona te hizo se convierta en lo que haces a quienes amas.

La sanación se vuelve nuestra responsabilidad cuando entendemos que no podemos depender de otros para estar bien, la vida es corta para vivir en el pasado, si sigues aquí después de tanto sufrimiento es porque el destino tiene algo bueno preparado para ti. Trabaja en crecer y construir un futuro mejor para ti y para tus seres amados.

TE RECOMENDAMOS