Logo Soy Carmin
Por qué la soledad duele tanto
Buena Vida

Por qué la soledad duele tanto

La soledad duele, y son muchas las razones por las que esto sucede.

Por: Jazmin Lopez

Por qué la soledad duele tanto(Unsplash)

Por qué la soledad duele tanto | Unsplash

Por qué la soledad duele tanto. Todos, alguna vez en la vida, nos hemos sentido solos. Podrás ser la persona más sociables y con más amigos, pero la realidad se transforma cuando llegas a casa, a tu cama, a la soledad.

El ser humano, por naturaleza, es un ser social. Y si bien existen múltiples personalidades, en las que destacan los que aman relacionarse socialmente y otros no tanto, lo cierto es que todos necesitamos comunicarnos y sentirnos amados por otras personas.

Cuando esto no sucede, pueden producirse una serie de desórdenes que alteran el sistema nervioso del individuo. Esto después se puede traducir como crisis existenciales, crisis de ansiedad o desórdenes alimenticios.

Recomendaciones para superar la soledad |Unsplash|

¿Pero por qué la soledad duele tanto? El ser humano anhela la atención. Las necesidades de satisfacer sus habiliades comunicativas siempre están ahí al no ser atendidas, pueden aparecer sentimientos negativos como una profunda tristeza. Tener relaciones cercanas y significativas es esencial para nuestro bienestar.

Cuando el ser humano se siente aislado de las personas que lo rodean, su salud lo resiente. Se vuelven más susceptibles a la ansiedad, la depresión y la angustia. Les duele. No duermen bien. Se enferman más fácilmente y tardan más en recuperse.

Desafortunadamente, en algunas ocasiones, las personas tratan de enfrentar la soledad de maneras nocivas. Algunos recurren al alcohol para aliviar la carga de sentirse indeseados y no escuchados.

Otros, se entregan a la comida o se obsesionan con el juego. Cualquiera que sea la estrategia, cada uno intenta llenar el vacío que conlleva la privación de una conexión significativa. Comunicarse, para el ser humano, es básico para su bienestar espiritual y salud mental.

¿Cómo puedo mantener conexiones significativas?

Para decirle adiós a la soledad y comenzar a relacionarte de una manera positiva y acertiva con tu alrededor, una solución eficaz es comunicar afecto. Los abrazos, miradas, caricias y besos fortalecen lazos que son esenciales para nuestras necesidades sociales.

Así como la soledad daña la salud, el afecto la fortalece. Comunicarse por medio del afecto y el amor nos ayuda a manejar el estrés y a sentirnos más tranquilos. Cuando estamos estresados, los besos o abrazos breves pueden ayudarnos a calmarnos, ver las cosas desde una perspectiva más clara y sentirnos preparados para abordar los problemas que enfrentamos.

Así que si tienes la suerte de tener a mamá, papá, hijos, pareja, amigos... no pierdas la oportunidad de demostrarles cuánto los amas por medio de abrazos, besos, y tiernas caricias. La mejor medicina que cura el alma, ha sido siempre el amor.

TE RECOMENDAMOS