Logo Soy Carmin
Me da gusto que seas feliz, aunque no sea conmigo.
Buena Vida

Me da gusto que seas feliz, aunque no sea conmigo

Ahora que ha pasado el tiempo puedo reconocer que no eras la persona correcta para mí y que me da gusto que seas feliz aunque no sea conmigo porque eso también me demuestra que puedo ser feliz sin ti

Por: Brenda Colón Navar

Me da gusto que seas feliz, aunque no sea conmigo.(Pexels)

Me da gusto que seas feliz, aunque no sea conmigo. | Pexels

Me da gusto que seas feliz, aunque no sea conmigo. Mucho tiempo sufrí porque me molestaba verte tan enamorado cuando meses atrás me rompiste el corazón  y rápidamente te enamoraste de alguien más mientras yo trataba de sanar mi corazón roto.

No tiene caso hablar mucho de la ruptura, solo diré que me dolió mucho y cada noche me preguntaba por qué con esa chica sí funcionó  y conmigo no, por qué con ella se dio todo lo que soñé y no pudiste darme, supongo que son preguntas que se quedarán en el baúl de “las que no tienen respuesta”. 

Pasé muchos días con el corazón amargado esperando que te fuera mal, que alguien te hiciera lo mismo que a mí, pero entonces entendí que la vida seguía y que la única que se lastimaba con eso era yo porque tú ya tenías otra historia, porque yo era la única que se privaba de disfrutar la vida y tal vez, encontrar a la persona correcta. 

Leer más: Una mujer inteligente no puede ser amiga del hombre que ama y no le corresponde

¿Qué curioso, no? Tú no te acordabas de mí y yo te seguía viendo como el malo de mi historia, pero hoy entiendo que yo te dí ese poder, que yo te convertí en eso en lugar de darme la oportunidad de sanar. 

Sí, la vida es más que quejarse de un ex y culparle de que no podemos ser feliz, culparle de que nos descompuso y nada puede arreglarlos, culparle de hacernos sufrir. La realidad es que no controlamos lo que otros hacen pero sí cómo reaccionamos a ello. 

No desearte mal es señal de que nuevamente soy feliz

No desearte mal es señal de que nuevamente soy feliz, mis buenos deseos no son por hipócrita sino simplemente porque no tengo tiempo ni ganas de seguir sintiendo rencor por ti, porque sé que hay respuestas que nunca van a llegar y mi paz no puede depender de ello, tal como la felicidad, yo soy responsable de construirla. 

Me da gusto que seas feliz, aunque no sea conmigo. Pexels
Cuando ya no duele es porque ya lo superaste.

Me da gusto que seas feliz porque así la vida me demuestra que definitivamente no éramos uno para el otro y que si tú pudiste amar, si alguien pudo creer en ti, en que habías cambiado, en que eres un buen hombre, entonces había esperanza de que alguien creyera en mí de la misma forma. 

Sé que llegará el día donde entenderé más de por qué contigo las cosas no se dieron y por ahora, me basta con saber que aún hay oportunidades para mi, me emociona conocer a alguien más, me emociona la vida que tengo sin ti, me encanta vivir con el corazón ligero y lleno de gozo, me encanta ser yo, la buena yo, la que cree en mí y que no siente que falló solo por fijarse en la persona equivocada. 

Leer más: Cómo olvidar a quien ya se olvidó de ti, la vida sigue

Me da gusto que seas feliz aunque no sea conmigo porque esa es la prueba de que te he superado, de que sané y de que no estoy triste, enojada y mucho menos amargada, soy feliz y estoy en paz.