Logo Soy Carmin
Cosas que las mujeres fuertes y exitosas jamás hacen.
Buena Vida

Cosas que las mujeres fuertes y exitosas jamás hacen 

Si alguna vez has imaginado cómo sería convertirte en la mejor versión de ti, psicóloga explica las cualidades más grandes de las mujeres fuertes y tú también puedes ser como ellas, el amor propio es el primer paso

Por: Brenda Colón Navar

Cosas que las mujeres fuertes y exitosas jamás hacen.(Pexels)

Cosas que las mujeres fuertes y exitosas jamás hacen. | Pexels

Toda mujer tiene la capacidad de convertirse en una mejor versión de ella misma. Pareciera cosa fácil, pero la vida nos da tantas lecciones, que cuando no aprendemos es fácil tropezar con la misma piedra. Hoy, psicóloga comparte las cosas que las mujeres fuertes y exitosas jamás hacen, tú también podrías aprender de ellas y mejor ¡convertirte en una de ellas!

Tal vez pensarás que estás en tu mejor momento y aunque pudiera ser verdad, ¿qué tal si vamos más allá? Siempre hay espacio para mejorar y la realidad es que el ser humano nunca deja de aprender, por esto estos consejos te llegarán como anillo al dedo.

En esta ocasión, es Amy Morin quien nos comparte la sabiduría de las cosas que las personas mentalmente fuertes no hacen y como psicóloga, asegura que la clave está en ser resilientes. Ella enfrentó la pérdida de su madre, su esposo y su suegro y así creó una lista de principios básicos que han ayudado a miles. 

Como mencionamos anteriormente, la clave está en reconocer y cambiar pensamientos y sentimientos enfermizos que opacan todos nuestros esfuerzos. Es crear una serie de hábitos emocionales para fortalecernos de tal manera que los problemas futuros nos afecten de menor manera. 

Las cosas que las mujeres fuertes no hacen

Cuando tienes una mente fuerte te resulta más sencillo alcanzar tus objetivos y estos ejercicios emocionales te ayudarán a lograrlo. Estos son los consejos a seguir:

Hacerse la víctima

Una mujer fuerte no pierde el tiempo sintiéndose mal por ella misma. La realidad es que los malos momentos son inevitables, pero de ahí a vivir sintiendo pena por nosotras mismas no es válido porque esa actitud no arregla los problemas. Claro, por un momento es normal, pero debes entrenar a tu cerebro para cambiar esa victimización por gratitud. 

Una mujer fuerte no pierde el tiempo dándole vueltas a los problemas, se enfoca en buscar o crear soluciones.

Abandona sus fuerzas y su potencial

Una mujer fuerte sabe reconocer los problemas que enfrenta pero no culpa a otros, no se da por vencida. Nada de que “mi suegra no me quiere” o “mis compañeros de trabajo  me tratan mal”. Una mujer fuerte acepta la responsabilidad de lo que piensa, siente y hace, sabe encontrar fuerza en ella misma y crea la vida que desea.

Huye del cambio

Los cambios pueden resultar incómodos pero una mujer fuerte sabe que nada crece en su zona de confort, por ello aprende a adaptarse al cambio y además, vence el miedo a probar algo nuevo. 

Preocuparse por lo que no puede controlar

Habemos varias mujeres que somos expertas en preocuparnos, lo hacemos tanto que inclusive pasa antes de que las cosas realmente ocurran. Una mujer fuerte sabe que no tiene sentido preocuparse por lo que está fuera de sus manos, pero sí se enfoca en lo que sí depende de ella.

Preocuparse por darle gusto a los demás

Una mujer fuerte reconoce que no está aquí para arreglar la vida de otros o darles gusto en todo, sabe que siempre le exigirán, pero no acepta eso si implica poner en riesgo su bienestar. Una mujer fuerte hace y dice cosas que tal vez no agraden a otros pero para ella son la mejor opción, vive una vida con valores, auténtica y plena.

Cosas que las mujeres fuertes y exitosas jamás hacen. Pexels
Las emociones también se ejercitan para volvernos más fuertes.

Evitan los riesgos

Una mujer fuerte sabe que no puede decidir basándose en el miedo, por lo que toma riesgos aún sin poder predecir lo que ocurrirá, confiando en que todo saldrá bien y si no, habrá otras posibilidades. Una mujer fuerte no se congela ante lo incierto, sabe encontrar la luz en ello.

Se aferra al pasado

Una mujer fuerte acepta su pasado, aprende de él, reflexiona pero no le da muchas vueltas y se enfoca en hacer las paces para tener un mejor presente y un gran futuro. 

Repite los mismos errores

Una mujer fuerte aprende de todas sus experiencias y procura no volver a repetir los errores, pero su ocurren no los esconden ni buscan excusas, simplemente son oportunidades de crecer y aprender. 

Se molesta por el éxito de otros

Una mujer fuerte sabe reconocer el esfuerzo de quienes les rodean y sin envidia, sabe que eso no le llevaría a nada bueno y que no quiere decir que ella no pueda conseguir sus propios logros. 

Se rinde cuando fracasa

Una mujer fuerte no se intimida ante las derrotas, sabe que no todo funciona a la primera y encuentra grandes lecciones inclusive en los fracasos. Las mujeres fuertes celebran todos sus esfuerzos y están dispuestas a intentarlo cuantas veces sea necesario. 

Miedo a la soledad

Las mujeres fuertes no tienen miedo a pasar tiempo a solas, aprenden a estar en su propia compañía sin sentirse incómodos y saben que es incluso necesario para fortalecer su mente, pues reflexionan y determinan nuevas metas personales.

Reclama al mundo lo que le ha dado

Una mujer fuerte conoce sus derechos pero sabe que el mundo no le dará lo que quiere solo porque sí, también sabe que no siempre merecerá todo ni se cree superior a los demás. Una mujer fuerte reconoce que todos tienen dones que les hacen únicos y no los envidia ni se intimida por ellos sino que los celebra.

Espera resultados inmediatos y/o instantáneos

Una mujer fuerte sabe que lo mejor de la vida lleva su tiempo, no se decepciona cuando algo no ocurre rápido, confía en el tiempo, en los momentos y no deja de esforzarse hasta conseguir sus metas.

Visita nuestro canal de YouTube  

TE RECOMENDAMOS