Logo Soy Carmin
Los hombres que sí valen la pena y los que no. Foto: Unsplash
Buena Vida

Los hombres que sí valen la pena y los que no

Te decimos cómo descubrir si estás con un hombre que vale la pena.

Por: Jazmin Lopez

Los hombres que sí valen la pena y los que no. Foto: Unsplash(Copyright (c) 1998 Hewlett-Packard Company)

Los hombres que sí valen la pena y los que no. Foto: Unsplash | Copyright (c) 1998 Hewlett-Packard Company

¿Cómo saber si estás con un hombre que vale la pena? En la vida solo existen dos tipos de hombres: los maduros y los inmaduros. ¿Con cuál de ellos estás? Un inmaduro, por ejemplo,  está interesado en tu vida mientras pueda obtener algo de ella.

Un verdadero hombre está interesado en tu vida porque se preocupa por ti y quiere comprenderte más a fondo como persona: en las buenas y en las malas.

Los hombres que sí valen la pena y los que no. Foto: Unsplash

Un inmaduro piensa que debe cuidarte. Un verdadero hombre sabe que una relación significa que ustedes dos se cuidan por igual el uno al otro.

Un inmaduro lo embotella todo y ataca a causa de la ira u otras emociones reprimidas. Un verdadero hombre admite cuando necesita hablar, incluso si eso lo hace sentir incómodo.

Un inmaduro siempre está pensando en que es el mejor en todo. Un verdadero hombre sabe cuando tiene algo bueno frente a él y nunca da por sentado los éxitos; trabaja duro para conseguirlo.

Un inmaduro te dice que te ama. Un verdadero hombre te dice que te ama y lo respalda con sus acciones.

Un inmaduro te hace sentir que no eres 'suficiente'. Un verdadero hombre te alienta a ser una mejor persona porque sabe que tienes las herramientas para hacerlo.

Un inmaduro es posesivo. Un verdadero hombre es protector.

Un inmaduro te hace sentir que necesitas minimizar tus logros para no avergonzarlo. Un verdadero hombre no está amenazado por tu éxito, sino todo lo contrario: se siente orgulloso de ti.

Un inmaduro está preocupado por su propio placer. Un verdadero hombre es capaz de compartir su felicidad contigo.

Un inmaduro te subestima. Un verdadero hombre no tiene miedo de desafiarte, porque sabe de lo que eres capaz.

Un inmaduro siempre pone excusas. Un verdadero hombre admite cuando se equivoca y siempre hace todo lo posible para solucionarlo.

Un inmaduro no te brinda el tiempo necesario, ocupa su tiempo en otras cosas ignorando tus sentimientos. Un verdadero hombre siempre tiene tiempo para ti. 

Un inmaduro cree que ya sabe todo. Un verdadero hombre camina con la mentalidad de que siempre hay algo nuevo por aprender.

Un inmaduro se enfoca en lo que quiere HOY. Un verdadero hombre vive en el presente pero siempre se prepara para el futuro.

Un inmaduro toma decisiones precipitadas basadas en sus deseos inmediatos. Un verdadero hombre entiende el concepto de ser racional y tener prioridades.

Un inmaduro te necesita por su frágil autoestima. Un verdadero hombre te necesita porque cree que su vida es mejor contigo.

Un inmaduro se preocupa por cómo te ves con sus amigos. A un verdadero hombre no le importa lo que otras personas piensen, siempre y cuando sean felices juntos.

Un inmaduro solo está interesado en la belleza física. Un verdadero hombre aprecia tu belleza física, pero lo que le atrajo de ti es tu personalidad.

Un inmaduro pone condiciones. Un verdadero hombre ama ilimitadamente.

Temas

Comentarios

TE RECOMENDAMOS