Logo Soy Carmin
Relaciones de pareja: Cómo saber si ya salí de la fase del enamoramiento.
Buena Vida

Relaciones de pareja: Cómo saber si ya salí de la fase del enamoramiento

La etapa del enamoramiento no dura para siempre y su fin puede identificarse con algunas señales, que hoy en Soy Carmín te compartimos

Por: Bonita Haro

Relaciones de pareja: Cómo saber si ya salí de la fase del enamoramiento.(FOTO: PEXELS)

Relaciones de pareja: Cómo saber si ya salí de la fase del enamoramiento. | FOTO: PEXELS

Aunque cada relación de pareja es distinta, hay ciertos aspectos y etapas que comúnmente ocurren, aunque no igual ni al mismo tiempo en cada pareja, como el fin de la llamada luna de miel. Si no estás segura si ya pasaste por esa etapa, en Soy Carmín te decimos cómo saber si ya saliste de la fase del enamoramiento

Y es que, el amor entre una pareja puede pasar por diversas etapas a la par que ambos crecen juntos, se conocen y aprenden a vivir con sus virtudes y defectos. Lo que sí es un hecho es que todas las parejitas atraviesan primeramente por un periodo que se conoce como de “luna de miel”, ya que es el momento donde más enamorados son y todo parece ser miel sobre hojuelas. 

Señales que ya no estás enamorada

No obstante, y para pesar de muchos, esta etapa nues eterna, y llega el momento en algún punto en el que se termina el enamoramiento, aunque esto no significa que se dejen de amar, ni que la relación vaya a terminar, sino que la relación de pareja comienza a crecer y a madurar, y a ser más estable y genuina.

Sigue leyendo: Danna Paola muestra hasta las anginas y presume sus estrías con orgullo

Para que conozcas si aún estás en la etapa del enamoramiento o ya empezaste la etapa de madurez de la relación, te compartimos algunas claras y precisas señales que te ayudarán a descifrarlo.

  • La pasión se estabiliza

Una de las primera señales del final del enamoramiento, es que la pasión que hay en la pareja comienza a cambiar y se estabiliza, para dar paso a aquellos momentos en los que empiezan a experimentar cosas nuevas y a disfrutarse con calma, ya que lo pasional no es una prioridad, como lo era al principio. 

Sigue leyendo: Consejos para fomentar tiempo de calidad en tu marimonio

  • Defectos salen a la luz

Durante la etapa de “luna de miel”, no existen ojos más que para ese ser amado, a quien consideramos perfecto en todos los sentidos, cosa que obviamente no es real. Poco a poco y con el paso del tiempo comienzan a salir a la luz defectos y rasgos de ambos que quizás no sean del todo agradables, pero que, de existir amor, podrán tolerar y deberán cuidar para que no se salgan de control para poder avanzar a una nueva etapa.

  • Aumentan las discusiones

Es natural que conforme pase el tiempo y disminuya cada vez más el enamoramiento, también van surgiendo problemas de toda intensidad, desde las mínimas discusiones hasta molestias más marcadas por parte de los dos.

Y es que al principio, en la llamada “luna de miel” por lo regular no vemos los defectos de la otra persona, o se nos hacen “lindas”, y “tiernas”, cosas que quizás después no nos gusten tanto. Definitivamente, es inevitable que haya desacuerdos y conflictos, pero también será momento que se conozcan más y aprendan a convivir de manera más madura y centrada, poniendo los pies en la tierra que no todo es perfecto y con miel sobre hojuelas.

  • Dejan de estar encima uno del otro

Asimismo, es normal que conforme pase el tiempo en la relación empiecen a verse con menos frecuencia, algo que no está mal, pero quizás sea muy marcada la diferencia porque al inicio de toda relación no pueden estar mucho tiempo sin verse. En esta etapa ya se estabiliza un poco más el lazo y es cuando inicia una relación más seria y madura, y menos de manita sudada, como era en un principio.


Síguenos en

Temas

Foto del periodista Bonita Haro

Bonita Haro

Redactora Web

Soy una mujer soñadora y esperanzada en ver un mundo mejor, por lo que día a día trato de poner mi granito de arena para poder contribuir a lograrlo, así como para enseñarles a mis hijos a amar el mundo en el que viven. Soy de la idea que “todo suma”, por lo que creo que no hay esfuerzo que no valga la pena. Soy comunicóloga egresada de la Universidad de Occidente unidad Los Mochis, cursé el diplomado para periodistas “El Periodista como Agente y Líder en el Desarrollo Social” impartido por el Tecnológico de Monterrey, fui reportera para el periódico El Debate de Los Mochis, y posteriormente editora de hard news en el mismo medio. Soy orgullosamente mamá, esposa, hermana, hija, amiga y amo ser mujer.

Ver más

Comentarios