Logo Soy Carmin
Perdónalo aunque no lo pida, perdónalo para ser libre y feliz.
Buena Vida

Perdónalo aunque no lo pida, perdónalo para ser libre y feliz 

Cuando alguien nos traiciona lo primero que nos preguntamos es por qué, lamentablemente esa respuesta no siempre llega y a veces nos impide cerrar el ciclo, por eso hoy te hablo de la importancia de perdonar para liberar el pasado

Por: Brenda Colón Navar

Perdónalo aunque no lo pida, perdónalo para ser libre y feliz.(Pexels)

Perdónalo aunque no lo pida, perdónalo para ser libre y feliz. | Pexels

Perdónalo aunque no lo pida, perdónalo para ser libre y feliz. Se dice fácil, pero cuando alguien nos traiciona lo primero que preguntamos es por qué y esa respuesta a veces no llega, por eso nos aferramos al pasado buscando respuestas que no tendremos.

La duda nos carcome el corazón, imaginamos los peores escenarios y no hay manera de sentirnos mejor aunque el tiempo pase. Nos amargamos, alejamos a quien sí vale la pena y hasta cargamos con ese fantasma a lo que puede ser, arruinando el futuro por alguien que tal vez ni nos recuerda. 

¿Lo vale? No. Pero esto también implica que le das control de tu vida, de tu tiempo, del amor que puedes sentir y sobretodo, de la forma en que te valoras, pues aún así él te haya tratado de la peor manera, olvidas que eso no te define, olvidas que eres más que lo que él vio o no vio en ti. 

Cuando no perdonamos siempre está presente, cuando no perdonamos aprendemos a vivir con un dolor innecesario que nos impide avanzar, caemos en lo mismo una y otra vez y hasta podemos lastimar a aquellos que quisieron ayudarnos. 

Tu libertad y tu felicidad no tienen precio, cuando lo entiendes nadie te los puede quitar

A veces nos negamos a perdonar porque sentimos que no queremos olvidar, que hemos aprendido algo de eso y que no estamos listas para dejarle ir, pero perdonar no es igual a olvidar, es aceptar para que esa experiencia sea parte de tu vida pero no la domine.

Perdónalo aunque no lo pida, perdónalo para ser libre y feliz. Pexels
El perdón es un regalo que te das a ti misma por amor propio.

Cuando perdonas creas la respuesta que buscabas, creas una vida mejor para ti y por fin retomas las riendas de tu vida, eligiendo siempre pensando primero en ti, en lo que quieres, en tus metas, pero no tratando de protegerte con miedo. 

Perdonas aunque él nunca lo pida, aunque él no de explicaciones porque se trata de ti, porque el perdón te hará liberarte de todo eso que te ha pesado tanto y te permitirá ser feliz, te permitirá volver a sonreír y aprovechar lo mejor que la vida tiene para ti.

Visita nuestro canal de YouTube