Logo Soy Carmin
Cómo saber si estoy con un patán; si es así, huye.
Buena Vida

Cómo saber si estoy con un patán; si es así, huye

Un patán puede destruirte sin siquiera notarlo, por eso, antes de que tome control de ti, los expertos te explican cómo identificarlo a través de claras señales de su comportamiento, antes que te haga daño

Por: Bonita Haro

Cómo saber si estoy con un patán; si es así, huye.(FOTO: PEXELS)

Cómo saber si estoy con un patán; si es así, huye. | FOTO: PEXELS

Conocer a un hombre, enamorarte, y confiar en él, puede resultar todo un riesgo si no conoces algunas señales que pueden demostrar que no es del todo bueno como crees y aparenta. Por eso, hoy te decimos, de la mano de los expertos cómo saber si estás con un patán. Si es así, debes huir.

Y es que, cuando alguien nos gusta y nos llegamos a ilusionar con él, quizás no notemos o pasemos por alto ciertos detalles que pueden significar que estás con un patán si estás en peligro o no. De ahí la importancia que siempre estés atenta a las señales que pueden advertirte que debes hacer de pensar con la cabeza antes que el corazón, correr y contarle a quien más confianza le tengas.

¿Qué es un patán?

Primeramente, comencemos definiendo lo que es un patán, de quien los expertos se refieren como una persona ruda, grosera, brusca e irrespetuosa. Si bien, todas las personas, en algún momento, podemos llegar a comportarnos de esta manera, hay a quiene domina en su forma de ser y relacionarse con los demás.

De acuerdo al libro Cómo identificar a un Patán, se le considera un patán a personas cuyos rasgos se caracterizan por hacer uso y abuso de ciertos privilegios para controlar, dominar y someter a otra persona para sus propios beneficios, intereses y necesidades.

Ellos emplean diversas estrategias para llegar a sus objetivos entre las que se encuentran el seducir, el manipular y asustar a partir de amenazas. Los expertos advierten que hay patanes súper peligrosos, a quienes se les conoce como perversos patanes, los cuales suelen buscarse una presa dócil, inofensivas, silenciada, a quien la llenará de ideas controladoras en las que le dice que nadie la va a querer, la va a culpar por todo lo que ocurra, y que no es nadie. Este tipo de patanes suelen tener un trastorno de conducta o perversión narcisita.

Sigue leyendo: Aislinn Derbez y Adamari López confirman que las mujeres divorciadas lucen mejor

¿Cuáles son las características de un patán?

-Es irrespetuoso

-Presume sus conquistas todo el tiempo

-No le importan los sentimientos de los demás

-Siempre quiere ser protagonista

-Es irresponsable de sus acciones o actos

-Prioriza siempre su satisfacción y 5exua1idad

-Desprecia a los demás y piensa que no están a su altura

Sigue leyendo: Cómo actúa una mujer fuerte y con dignidad frente a un patán

-No invierte en su pareja

-Es controlador y obsesivo

-Es mentiroso

-Te envuelve su forma de hablar

-Niega los problemas

-Divide, aísla y vence

-Se ríe, se burla y usa el sarcasmo como complementos de su maltrato

Los patanes, ¿cambian?

Muchas mujeres se pierden en la esperanza de esperar o “ayudar” a que un patán cambie y deje de ser un patán. Sin embargo, la realidad es que, si estas personas no quieren cambiar, no lo van a hacer por nada, ni por nadie. Es muy difícil hacerlo, por lo que debe de existir una fuerte voluntad de su parte, cosa que es muy raro que ocurra.

Los expertos advierten que, si conoces una persona con trastorno narcisita o con rasgos sociopáticos, como los patanes perversos, no lo pienses más y vete inmediatamente de ahí, pues, además que no lograrás cambiarlo, estás en un peligro inminente.