Logo Soy Carmin
Foto: Unsplash
Buena Vida

5 consejos para no malcriar a tus hijos y guiarlos para ser grandes personas

La disciplina no está peleada con el amor y la comunicación. 

Por: Ana Izabal

Foto: Unsplash

Foto: Unsplash

Nuestros papás y abuelos crecieron con disciplina a punta de regla y para ellos el significado de respeto estaba asociado a la obediencia total y la sumisión ante la autoridad paterna. Los tiempos han cambiado y la sociedad con sus transformaciones culturales ya no son lo mismo que hace 20 años. 

Hoy en día existe una relación más abierta y relajada entre padres e hijos, producto de la modernidad o la pérdida progresiva de ciertas costumbres y valores, se debe aceptar que esta nueva dinámica positiva y negativa en partes iguales. 

Foto: Unsplash

Muchas mamás de hoy en día, jóvenes sobre todo, son incapaces de lidiar con sus hijos de una forma asertiva y confunden la desobediencia y la falta de respeto como libertad. Es una pena ver que niños de tres años tienen control sobre sus madres y que éstas no sepan como mediar su rol de autoridad con su rol afectuoso. 

Por ello, si tus pequeños te están dando algo de trabajo y quieres corregirlos de la manera más asertiva sin dañar sus emociones pero a la vez trazando límites, entonces tienes que tomar en cuenta los siguientes puntos. 

1.- No te dejes llevar por la desesperación

La primera reacción que tenemos ante un niño desobediente o berrinchudo es enojarnos, pero lo más adecuado siempre será mantener la calma y escuchar, observar y comprender el porqué de la actitud de nuestros hijos.

Los gritos no siempre conducen a la obediencia, recuerda que hacerlo solo inflige miedo en el niño y que al no entender sus errores, los volverá a cometer. 

Leer más: 10 Trucos psicológicos para aumentar la autoestima de tus hijos

2.- Se constante con tus reglas

Los niños son muy astutos y pronto descubren la forma de salirse con la suya. Esto pasa porque las reglas que sus papás ponen no son consecuentes y a veces aplican y a veces no. Debes mantenerte firme para que los errores que el niño comete se corrijan y se conviertan en un hábito, de otra forma solo provocarás confusión en tu hijo. 

3.- Explícales las consecuencias de sus actos

Es decir, no amenaces con castigar o golpear, recuerda que esto solo genera miedo en el niño; lo mejor siempre será explicar las consecuencias de sus actos, por ejemplo, explicar que subir a lugares altos puede provocarle dolor o heridas, en lugar de solo gritar "bájate de ahí" o "no lo hagas". 

Foto: Unsplash

4.- Enséñales a ganarse sus privilegios

La disciplina siempre rinde buenos frutos y debes mostrarle a tus hijos que el hacer lo correcto tiene consecuencias positivas mientras que lo incorrecto no. Para lograrlo deberás hacerles saber cuando sus acciones son las adecuadas y felicitar o motivar a que lo sigan haciendo. 

Leer más: La lección de vida que debes enseñar a tus hijos, según tu signo del zodiaco

5.- Deja que se expresen libremente

Los niños se sienten asombrados por todo y siempre están buscando respuestas a sus preguntas; no des por hecho que ellos ven las cosas de la misma forma que tú. Deja que se expresen cuando tengan un punto de vista contrario o cuando tengan dudas respecto a lo que está bien y lo que no. Recuerda que sin importar la postura de tu pequeño, al final el control lo tienes tú. Te aseguro que al final, aunque no esté de acuerdo comprenderá que es lo correcto. 

Temas

  • Familia
  • Cómo educar a los hijos
  • Maternidad
  • Niños malcriados

Comentarios

Te puede interesar