Logo Soy Carmin
Cómo discutir con tu pareja y no morir en el intento
Buena Vida

Cómo discutir con tu pareja y no morir en el intento

Experto revela la forma de tratar desacuerdos con orden y además, llegar a soluciones realmente efectivas, tu relación será otra

Por: Brenda Colón Navar

Cómo discutir con tu pareja y no morir en el intento(Fotografía Unsplash)

Cómo discutir con tu pareja y no morir en el intento | Fotografía Unsplash

No importa si son la pareja más amorosa y acaramelada del mundo, los desacuerdos van a aparecer y si bien, a nadie le gusta discutir, sí hay formas de hacerlo “bien” o mejor”. Cómo discutir con tu pareja y no morir en el intento, suena irónico pero una vez que aprendemos a dominar este arte, abrimos la puerta a un nuevo nivel de la relación, es esencial.

Seath J. Gillihan, psicólogo, reveló que el aprender a discutir de forma efectiva es una forma de mejorar nuestra comunicación en la pareja. En colaboración con otro especialista en psicología y relaciones de pareja, Oren Jay Sofer, desarrolló cinco principios que transformarán nuestros patrones de hablar y escuchar al otro.

Cómo discutir con tu pareja y no morir en el intento. Fotografía Unsplash

Sí, las discusiones no pueden evitarse pero ¿se pueden hacer de una forma tranquila? ¿Realmente pueden generarse acuerdos efectivos? Sí, estos son los cinco principios a seguir:

1.- Estar presentes

La mayoría de los desacuerdos de la pareja se dan porque realmente no escuchamos a la otra persona, es por ello que la atención es el requisito más importante para poder comunicarnos, debemos estar ahí por completo, física, mental y emocionalmente. Si estamos en otro lugar, aunque sea imaginariamente, no habrá forma de comunicarnos.

Es fácil distraernos cuando estamos en una conversación difícil, un teléfono, una computadora, redes sociales, pero optar por la calma, por meditar y enfocarnos en lo realmente importante será la mejor opción, pues daremos lo mejor a nuestra pareja.

Estar presentes transmite la importancia que tienen en nuestra vida.

2.- Ser conscientes de nuestro estado emocional

Muchos hemos dicho cosas que quisiéramos borrar, pero el estar conscientes de nuestras emociones nos ayuda a reconocer lo que pasa internamente y provoca un cuidado al tratar al otro, así no le lastimamos para después arrepentirnos.

Tomemos un momento cuando sentimos esa revolución en el alma, ordenemos nuestras ideas y una vez que podamos sentir orden, retomemos la conversación pendiente.

3.- Reconocer las necesidades que provocan nuestras emociones

Muchas veces creemos que los sucesos provocan nuestros sentimientos, por ejemplo, si nuestra pareja nos trata cortantemente nos molestamos, pero ¿de dónde viene esa idea entre la causa y el sentimiento?

El identificar lo que necesitamos nos permitirá comunicarnos mejor con la pareja, decir exactamente qué sentimos y por qué, así la pareja podrá responder de mejor manera, no solo por impulso o por lo que cree que es correcto, idetificar nuestras necesidades y expresarlas permitirá actuar de forma directa y efectiva.

Cómo discutir con tu pareja y no morir en el intento. Fotografía Unsplash

4.- Identificar las necesidades de nuestra pareja y su estrategia

Tal como en el punto anterior pero al revés, nosotros podemos preguntarnos sobre las necesidades de la pareja en cualquier conflicto, pues todo comportamiento puede entenderse como un intento de suplir esas necesidades.

No se trata de enfocarnos en lo que la pareja hace sino en por qué lo hace, por ejemplo, una pareja que requiere más de nuestro tiempo y atención expresa una necesidad de ser tomado en cuenta y sentirse valorada. Sí, puede incomodarnos la manera en que expresa su necesidad, pero identificar el origen hará que la discusión fluya y avance al punto de acuerdo.

5.-  Reconocer lo que compartimos y nos une

Los conflictos dividen, convierten al otro en nuestro enemigo, pero enfocarnos en nuestras necesidades nos une, amor, empatía, sentido de ser. Recordemos también nuestras necesidades espirituales, pues el suplir todas necesidades nos llevará al sentido de bienestar.

El reconocer todas estas necesidades y puntos en común nos hará entender que estamos del mismo lado, entendemos pues que nuestra pareja necesita amor, respeto, autonomía, atención, aceptación, tanto como nosotros. La fuerza de una relación depende de la calidad de la comunicación entre las partes.

“Aprender cómo decir lo que realmente quieres decir y aprender a escuchar profundamente es uno de los caminos que más beneficios traerá a tu vida, pues estos recursos transforman el mundo empezando por tus relaciones más cercanas", añadió el experto.

Con información de Psychology Today

CONOCE MÁS DE SOY CARMÍN AQUÍ

Temas

Comentarios

TE RECOMENDAMOS