Logo Soy Carmin
Cinco cosas que nunca debes hacerle a un bebé
Buena Vida

Cinco cosas que nunca debes hacerle a un bebé

Cómo cuidar a un bebé correctamente. Cosas que nunca debes hacerle a un recién nacido o niño. ¡Toma nota!

Por: Jazmin Lopez

Cinco cosas que nunca debes hacerle a un bebé(Unsplash)

Cinco cosas que nunca debes hacerle a un bebé | Unsplash

Cosas que nunca debes hacerle a un bebé o a un niño. Atender adecuadamente a un bebé es fundamental para el correcto desarrollo de sus habilidades. Recuerda que ningún ser es igual a otro, por lo que si tienes varios hijos, deberás implementar distintos métodos o bien, hacer algunos ajustes para brindarle lo mejor en el aspecto físico y emocional.

Psicólogos y psiquiatras como Nemeroff, Ladd, Owens, aseguran que cuando los bebés están físicamente separados de sus cuidadores, las respuestas al dolor se activan, lo que contribuye en la presencia de varias hormonas y neuropéptidos justo cuando se establecen sus sistemas.

Los seres humanos estamos diseñados para estar conectados físicamente con quienes los cuidan, necesitan amor y cuando los dejan solos, se sienten desprotegidos. A continuación te mostramos las cosas que nunca debes hacerle a un bebé o a un niño en general. ¡Evítalas a toda costa! y mejora su calidad de vida.

Consejos para criar adecuadamente a un bebé. Unsplash

Dejarlos solos
¡Nunca lo hagas!

Como mamíferos que son, los niños y bebés confían plenamente en la compañía de los adultos para cuidar sus necesidades hasta el momento en que puedan hacerlo ellos mismos. Si aíslas a un bebé, sucede lo contrario: se vuelven quejumbrosos y necesitados destrozados y preocupados por ellos mismos.

Si eres una persona que se preocupa o se angustia demasiado, este sentimiento se lo transmitirás al pequeño (a). Hacer que los bebés se estresen porque no obtienen la suficiente atención puede provocar que se construya una personalidad angustiada.

Golpearlos
¡Nunca lo hagas!

Golpear a un niño o un bebé puede ser liberación inmediata de frustración para quien está a su cuidado. Sin embargo, como todos los actos agresivos, este tipo de acciones tiene severos fectos negativos a largo plazo.

Recuerda que los bebés están aprendiendo qué es la vida y de qué se trata a partir de la forma en que son tratados y lo que practican. Si maltratas a tus hijos con golpes, puede tener las siguientes consecuencias:

  • Afecta el rendimiento escolar
  • Reprime sus intereses
  • Dificultad para comunicarse 

Así que antes de golpear a tu hijo o a un niño, analízate y toma el reto de tranquilizarte. La ira y el enojo solo provocarán que aumente la tensión y se cree una atmósfera de caos. Inhala, exhala, respira aire fresco. Piensa las cosas tres veces antes de hacerlas.

Dejarlos llorar 
¡No lo permitas!

Un niño tiene sistemas cerebrales en rápido crecimiento y constantemente están aprendiendo patrones para desarrollarse en la vida social y para el funcionamiento fisiológico.

Cuando un bebé llora, es necesario que acudas de inmediato a él para averiguar el motivo que lo hace sentir incómodo. Cuando un niño se angustia de manera constante, sus cuerpos están siendo entrenados para sentirse ansiosos y con desconfianza en sí mismos y los demás.

Los bebés tienen necesidades y las comunican de la única manera que pueden: a través del llanto. Para evitar que los bebés lloren, debes aprender a leer sus señales no verbales que envían a través de muecas, agitación de brazos, inquietud, fruncir el ceño, etc.

Ignorarlos
¡Nunca lo hagas!

Ignorar a un bebé es una acción que puede marcarlos para toda la vida. Los primeros tres años de vida son un momento en el que el bebé desarrolla una comprensión no consciente de cómo funciona el mundo social y se conecta a cómo funciona el cerebro (Schore, 1994, 1996).

Cuando un bebé tiene la atención que necesita, los sistemas del cerebro aprenden a funcionar bien y, por consiguiente, mantienen a la persona sana y socialmente comprometida. En cambio si no se les presta atención, sucede todo lo contrario. Lo que un bebé aprende durante la vida temprana lo aplicará en la vida adulta al momento de relacionarse.

No abrazarlos
¡Abrázalos siempre que puedas!

Si un bebé no tiene una experiencia regular de relajarse en brazos amorosos, es posible que nunca aprendan a relajarse y dejar ir. Los abrazos son vitales para la salud de un recién nacido, y es necesario que lo hagas todo el tiempo que puedas.

Temas

Comentarios

TE RECOMENDAMOS