Logo Soy Carmin
Cómo confiar en los tiempos de Dios aunque sea difícil.
Buena Vida

Cómo confiar en los tiempos de Dios aunque sea difícil

Si estás en un momento difícil de tu vida quizá te has preguntado por qué a ti, cuándo va a terminar o qué sigue, pero hoy te quiero recordar que todo pasa por una razón y que los tiempos de Dios son perfectos aunque por ahora no lo parezca 

Por: Brenda Colón

Cómo confiar en los tiempos de Dios aunque sea difícil.(Pexels)

Cómo confiar en los tiempos de Dios aunque sea difícil. | Pexels

Los problemas son inevitables, a veces son por elección, a veces los vivimos por decisiones de otros y aunque solo queremos que terminen, hoy te quiero hablar de cómo confiar en los tiempos de Dios aunque sea difícil.

Yo sé que te has preguntado por qué a ti, que cuándo va a terminar o qué sigue, que tal vez te has dicho que no puedes más, pero todo pasa por una razón y cuando menos lo esperes, estarás del otro lado, Dios sabe cómo, cuándo y por qué, en esta carta te cuento cómo. 

Es verdad, el tiempo sana y nos da perspectiva pero rara vez funciona como queremos, a veces lo sentimos demasiado lento, a veces va demasiado rápido y quisiéramos detenerle, entonces lo mejor es simplemente aceptar, levantar la cabeza y hacer lo mejor que se pueda con lo que tengamos. 

Leer más: Gracias Dios por darme fuerzas todos los días y recordarme lo valiosa que soy

Depende de ti, tomar las cosas con calma, aprender a calmarte cuando es necesario, aprender a ir más rápido cuando es necesario, a pensar las cosas antes de actuar por impulso y vivir un día a la vez, aceptar que hay cosas que no nos tocan, que no importa si las queramos a la fuerza, no van a ocurrir, ni funcionarán así. 

Cuando estamos en ese momento difícil, se vale reconocer que no tenemos todas las respuestas, que no lo sabemos todo, que lo que otros viven a tu edad tal vez a ti te toca de un modo distinto, por amor a ti no te presiones en cosas para las que aún no estás preparada, confía en la voluntad de Dios. 

Si aprendes a esperar, Dios te da las mejores recompensas 

No te confundas, a veces necesitamos esperar, ser pacientes, eso no quiere decir que eres pasiva, no quiere decir que fallaste o que todo estará peor, sino que simplemente esperar también es parte de la vida y es parte de aprender y aceptar, es estar seguras de que tenemos fe en que algo mejor llegará porque entre más esperas, más grande es la recompensa que Dios tiene para ti. 

Cómo confiar en los tiempos de Dios aunque sea difícil. Pexels
Eres un mujer brillante, confía en los tiempos de Dios y la vida.

Confiar en los tiempos de Dios requiere fuerza, requiere amor propio, te sorprendes encontrando capacidades que no tenías y eso quiere decir estás aprendiendo la lección, Dios no se mueve al ritmo que tu quieres sino al que él sabe que es el mejor para ti, por eso debes tener fe y esperar. 

Y aún si no crees en Dios, te habrás dado cuenta de que el tiempo o la vida tiene una forma de enseñarte, de motivarte a ser mejor, de darte las lecciones que necesitas con personas, lugares, situaciones y que aunque son tragos amargos, cuando pasan logras ser una mejor versión de ti. 

Leer más: Amar a Dios en tus peores días es confiar en que viene algo mejor

No tengas miedo, confía en los tiempos de Dios y de la vida, confía en que todo pasa por algo y sobretodo en que puedes con esto y más, en que eres una mujer brillante que aprenderá de esto y que mañana será aún mejor, todo pasa, ten fe.