Logo Soy Carmin
Si quieres que él muera por ti, debes de ser una mujer que lo valga.
Buena Vida

Si quieres que él muera por ti, debes de ser una mujer que lo valga 

Toda historia de amor tiene dos partes, por lo que debes recordar que todo lo que desees en el amor también debes darlo. Es imposible que solo recibas lo bueno si tú no lo das 

Por: Brenda Colón Navar

Si quieres que él muera por ti, debes de ser una mujer que lo valga.(Unsplash)

Si quieres que él muera por ti, debes de ser una mujer que lo valga. | Unsplash

Si quieres que él muera por ti, debes de ser una mujer que lo valga. No me mal entiendas, no se trata de darle un lugar de rey y hacer todo lo que él pida, sino de realmente aceptar una relación donde des lo mejor de ti y no solo esperes que tu pareja lo haga todo.

Creo que las mujeres somos mucho más honestas sobre lo que esperamos en el amor, hablamos de un compañero ideal, que nos llene de detalles, de besos, de abrazos, que nos trate como una princesa, pero ¿y nosotras? ¿le hacemos sentir amado?

En el verdadero amor jamás se sacrificará el amor propio por el amor de pareja, pero este otro es una gran labor, es una elección diaria y muchas veces tendremos que dar un poco más porque él no está en su mejor momento. Eso de que el amor es 50 y 50 no es verdad, todos los días ese porcentaje se mueve, ¿estás dispuesta a aceptarlo?

Si quieres ser la mujer por la que alguien más de la vida, debes ser digna de ello, tratarle con amor, con respeto, animarle en los días malos, hasta cuidarle de amenazas que a veces no verá por su gran corazón. Lo siento, pero en el verdadero amor no hay lugar para el egoísmo en ninguna de las partes. 

Un buen hombre merece una buena mujer

No te confundas, no se trata de ser sumisa y de aguantar malos tratos, sino de que si te tratan bien tú también hacerlo, si te aman con todo el corazón, tú también entregarte por completo, se trata de dos positivos sumando, por lo tanto sería mucho más difícil terminar o arruinar la relación.

Mucho hablamos de los malos hombres, de los hipócritas, los mentirosos, pero ¿y los buenos? Los hay, no siempre les damos la oportunidad porque a veces aprendemos hasta después de varias decepciones que no todo lo que brilla es oro.

Los hombres buenos no siempre son los más guapos, pero sí los que nos hacen sentir especiales, los que tienen los mejores abrazos, los que nos hacen sentir que todo estará bien aún sin hablar, entonces ¿pueden refugiarse en nosotras?

Sé que el miedo al amor o a una nueva ruptura de corazón nos paraliza y nos hace andar con inseguridad, asustarnos al primer resbalón, pero cuando llega la persona indicada todo es fácil y te entregas porque sabes que estás en terreno seguro. 

Si no tienes pareja, usa este tiempo para sanar tu corazón de todo lo que cargues en él, si tienes pareja, habla con ella sobre cómo se siente, lo que espera, lo que le hace feliz, escúchale y háganlo realidad, ambos caminos te llevarán a la mejor historia de amor.

 

TE RECOMENDAMOS