Logo Soy Carmin
Gracias Dios por no abandonarme cuando más miedo sentía
Buena Vida

Gracias Dios por no abandonarme cuando más miedo sentía

Fueron meses complicados en los que sentía que ya podría más pero hoy entiendo que nunca me dejaste sola. Gracias a Dios por no abandonarme cuando más miedo sentía

Por: Laura Alarcón

Gracias Dios por no abandonarme cuando más miedo sentía(unsplash)

Gracias Dios por no abandonarme cuando más miedo sentía | unsplash

Podemos ver a infinidad de personas sonreír por la vida pero la realidad es que esconden una gran preocupación, claro que eso no les impide salir a trabajar todos los días, porque saben que habrá tiempos mejores. Muchas de esas personas se mantienen en pie porque creen en la fuerza de Dios.

Hace unos meses creí que ya no podría más y aquí estoy compartiendo mi experiencia, porque bien dicen que de todo se aprende y las cosas que creemos malas nos hacen más fuertes, hoy quiero agradecer a Dios el acompañarme siempre, incluso cuando sentía que perdía la fe. 

Probablemente tienes un problema que no quieres contar a otros porque sientes que nadie podrá entenderte, porque crees que pueden juzgarte, pero Dios siempre está para escucharte, sin importar el día o la hora. Hoy quiero agradecer a Dios por nunca soltarme, incluso cuando yo sentía que no podía más.

Dios se manifestó de mil maneras, en los amigos que me ayudaron, en la fuerza que me impulsaba a seguir intentándolo y en mi familia que siempre me apoyó, gracias Dios por poner a las personas indicadas en mi camino, por amarme tanto sin importar mis errores.

Sigue leyendo: Gracias Dios por el hermoso ángel que me diste como mamá

Muchas veces dude de mi capacidad para lograrlo pero una fuerza dentro de mi me llevaba a intentarlo de nuevo, hoy entiendo que esa fuerza me la daba Dios, agradezco su amor y bondad, gracias Dios por no soltarme y por amarme.

Hoy cada que tengo miedo pido a Dios que me brinde la fortaleza de seguir adelante y agradezco cada día y cada oportunidad de estar viva, porque si algo es seguro es que cada día nos queda menos tiempo aquí en la tierra, el día que lo entendí empecé a disfrutar más y quejarme menos.

Gracias Dios por no dejarme sola cada noche que creía que ya no podría más, gracias por demostrarme tu amor infinito y tu compasión, la mejor forma de agradecerte es ayudando a otro como tú me ayudas a mi, gracias por ponerme tantos desafíos que me han llevado a ser más fuerte. 

Gracias por darme la oportunidad de coincidir con las personas que tanto amo y que tanto me han ayudado, tengo tanto que agradecer que no me alcanzaría la vida para hablar de tu bondad infinita y de gran ejemplo que eres.

Gracias Dios por otro día más de vida, gracias por el alimento para mi familia y gracias por permitir que todos sigamos en la mesas, en tiempos difíciles la unión familiar y la salud son lo más valioso e importante.