Logo Soy Carmin
Señales de que estás emocionalmente cansada, y no te das cuenta
Buena Vida

Señales de que estás emocionalmente cansada, y no te das cuenta

El agotamiento emocional es uno de los padecimientos más comunes de la sociedad actual... ¿te son familiares estos síntomas?

Por: Jazmin Lopez

Señales de que estás emocionalmente cansada, y no te das cuenta(Unsplash)

Señales de que estás emocionalmente cansada, y no te das cuenta | Unsplash

El agotamiento emocional puede disfrazarse con una variedad de otros factores que pueden complicarte la existencia. Es hora de reconocer cuándo estás al límite y cómo lograr ver a través de la niebla. En la actualidad, muchas personas viven bajo un estrés constante el cual tiene como consecuencia que su salud mental se vea afectada en distintos niveles, principalmente en el factor emocional.

El cansancio emocional se origina cuando hay un desbalance entre lo que damos y lo que recibimos. Quienes son víctimas de esto se caracterizan porque entregan todo lo que pueden de sí mismos, bien sea en el trabajo, en el hogar, en la pareja o en cualquier terreno.

Si bien el agotamiento emocional se experimenta como cansancio mental, suele estar acompañado de una gran fatiga física. Quienes lo pareden experimentan una sensación de pesadez, de imposibilidad de seguir adelante. Se cae entonces en una inercia de la que suele ser complicado salir, pero no imposible.

Señales de que estás emocionalmente cansada

O eres demasiado expresivo acerca de sus sentimientos o no eres lo suficientemente expresivo
Estás teniendo reacciones extremas: o lloras por horas durante un día entero o sientes que no puedes llorar en absoluto. Tienes que comenzar a trabajar en el procesamiento de emociones en tiempo real. Esto significa reconocer cómo te sientes mientras comprendes qué es y qué no es el lugar y el momento adecuados para responder a ese sentimiento. También es recomendable crear lugares y momentos apropiados para expresar exactamente lo que está en tu mente y corazón (llevar un diario es bueno para esto, el tiempo a solas también ayuda).

Te alejas para "evitar" los conflictos
Te alejas y prefieres mantenerte bajo cuatro paredes antes de "entrar" en conflicto con las demás personas. Con esto solo te alejarás cada vez más de ti mismo al pensar que podrías controlar lo que todos los que te rodean piensan, dicen y hacen. De nuevo, el punto es que empieces a trabajar para encontrar el motivo que te está provocando esa sobrecarga emocional.

Luchas por encontrar la voluntad de seguir adelante. Además de sentirte desesperanzado, también puede resultarte difícil imaginar cómo avanzar en tu vida. Es probable que esto se deba a que tratas de abordar mentalmente grandes proyectos o te haces preguntas que aún no tienen respuestas claras, lo cual te ha llevado a un espiral infinito que te mantiene en estado de ansiedad todo el tiempo. Lo que tienes que empezar a hacer es vivir un día a la vez.

Sientes una profunda sensación de derrota
Otra señal clave de que puedes estar experimentando agotamiento emocional es que estás viendo las cosas desde una perspectiva de “todo o nada”. Esto debido a que puedes sentir como si cada cosa fuera un momento decisivo en tu vida cuando, evidentemente, no lo es. Todo lo ha creado tu mente.

Eres hipersensible
Ahora eres más consciente que nunca de que estás justo en un punto de ruptura y a la vez es algo que por alguna razón, no puedes controlar. En lugar de usar tu energía para tratar de controlar lo que te rodea, debes usarla para tratar de descubrir qué es lo que está provocando que te sientas tan ansioso y agotado. Puede haber elementos de tu vida que simplemente sean insostenibles (por las que debes dejar de preocuparte). Y a la vez, puede haber necesidades importantes que continúes ignorando. Lo sabes ¿cierto? Tal vez no quieres darte cuenta, pero en el fondo, conoces las causas.

Las emociones cotidianas te consumen, incluso las pequeñas
Cuando llegamos a un punto en el que cada sentimiento negativo amenaza con distraernos por completo en el futuro previsible, en realidad no es que nos falte resistencia, sino que estamos llegando a una saturación de sobrecarga emocional. No necesitas arreglar lo que está mal en la superficie. Necesitas llenarte decoraje para ver lo que hay debajo.

Cuando te has resignado a la desesperanza no es porque tu futuro sea más oscuro. Es tu forma de reconocer realmente las emociones que están presentes en tu interior y la duración en ellas. ¿Hasta cuándo seguirán presentes? Tú decides.

Conócenos en YouTube