Logo Soy Carmin
Buena Vida

"Un embrión no es una persona": científicos de la UNAM

El biólogo Antonio Lazcano Araujo, profesor e investigador emérito en la Facultad de Ciencias de la UNAM, ha dicho que “un embrión no es una persona”.

Por: Jazmin Lopez

"Un embrión no es una persona": científicos de la UNAM. Foto: AP

El biólogo Antonio Lazcano Araujo, profesor e investigador emérito en la Facultad de Ciencias de la UNAM, ha afirmado que “un embrión no es una persona” y también reveló que la vida no comienza en el momento de la fertilización, sino antes.

Antonio Lazcano Araujo, biólogo de la Universidad Nacional Autónoma de México, señaló que un embrión es un conjunto de células y no una persona.

"Una cosa es estar vivo y otra es ser una persona: un embrión no es una persona, es un conjunto de células”, afirmó.

Embrión humano observado en microscopio. Foto: AP

Las declaraciones del biólogo Antonio Lazcano Araujo sobre el embrión humano fueron hechas en el marco del curso “Schrödinger y la biología: 75 años del libro ¿Qué es la vida?”.

Para dejar más clara su revelación, el científico agregó la siguiente información:

"En contraste con lo que ocurre en matemáticas, por ejemplo, donde se pueden dar definiciones precisas atemporales (como el círculo), la vida es un concepto empírico cuya caracterización depende de un contexto histórico específico”.

La vida desde el espermatozoide

Para el biólogo Antonio Lazcano Araujo, se puede hablar de vida desde la existencia de un espermatozoide y un óvulo pues “están vivos como un cigoto”.

No obstante, tanto la actividad nerviosa como la diferenciación celular, la cual da paso al sistema nervioso central en un embrión, inicia hasta la semana doce de gestación.

"Antes de las doce semanas de gestación no se puede considerar que se trate de una persona o individuo en potencia, sino de una masa de células vivas que no son una persona, no tienen derechos sociales", asegura.

(…) en términos genéticos, la placenta tiene la misma información que el individuo y no hacemos nada con ella”.

El biólogo Antonio Lazcano Araujo también realizó una comparación entre los hongos y los animales como sistemas vivientes:

"Para comprender la naturaleza de lo vivo debemos reconocer tanto los límites impuestos a los seres vivos por las leyes de la física y la química, como el carácter contingente de la historia. Por ejemplo, conceptos como la selección natural y programa genético son consistentes con las leyes físicas, pero no se pueden deducir a partir de ellas.

Ninguna sustancia está viva por sí misma, sino que la vida depende de sistemas de moléculas individuales, de sus interacciones subcelulares y de la integración funcional entre ellas y con el entorno”, finalizó.

 

Con información de Proceso.

Temas

Comentarios