Logo Soy Carmin
El amor propio cuesta, pero al final vale la pena
Buena Vida

El amor propio cuesta, pero al final vale la pena

No es egoísmo, cuando una mujer elige el amor propio, crea sus propios estándares y sus propias reglas, porque conoce su valor y sabe que no cualquiera ni cualquier cosa la merecen o está a su altura.

Por: Wendy González Pérez

El amor propio cuesta, pero al final vale la pena(Unsplash)

El amor propio cuesta, pero al final vale la pena | Unsplash

Una mujer que ha elegido el amor propio por sobre todo lo demás, se ha más fuerte cada día, por lo que se convierte en un ser independiente y autosuficiente. Una mujer que sabe lo que quieres y no aceptará cualquier cosa a cambio, ya está en el camino correcto, no dejes que te asuste.

El amor propio no es un camino fácil, muchos te dirán que lo estás haciendo mal, que eres egoísta. ¡No les hagas caso! Escucha a tu corazón y encuentra la confianza en ti misma para comenzar a convertirte en la mejor versión de ti misma. Recuerda que la vida se trata de aprender lecciones, no existen los fracasos.

Algunas lecciones serán difíciles de manejar, te darán muchos problemas e incluso varios dolores de cabeza, pero ¿Quién dijo que la vida es fácil? Las caídas son dolorosas, pero una vez que te levantas sabrás que el dolor es pasajero y que al final todo valdrá la pena para convertirte en tu mejor versión.

Una vez que decidas por el amor propio, encontrarás que el amor verdadero eres tú. Aprendiste que el amor a medias, las parejas y los hombres que pretendían darlo todo para levantar falsas esperanzas, son una pérdida de tiempo, por lo que ahora te convertiste en una persona más selectiva.

Con el amor propio de tu lado, te darás cuenta de quienes son las personas que realmente te quieren, las amistades verdaderas y genuinas solo se fortalecerán porque si te amas, no darás más que amor con quienes te rodean y están ahí, cuando todo se pone gris.

El amor propio cuesta, pero al final vale la pena. Unsplash

El amor propio cuesta, pero al final vale la pena, porque una mujer que se ama a sí misma, sabe que no debe quedarse callada cuando algo le molesta, sabe que debe de reaccionar cuando se necesita hablar, porque conoce su valor, trata de hacer las cosas bien y hace sus propias reglas.

Visita nuestro canal de YouTube 

TE RECOMENDAMOS