Logo Soy Carmin
Amor, soy tu pareja, no tu propiedad.
Buena Vida

Amor, soy tu pareja, no tu propiedad

No toleraré que intentes controlar aspectos de mi vida, mucho menos que me ames solo cuando tengas ganas, estar juntos es una labor de tiempo completo 

Por: Brenda Colón Navar

Amor, soy tu pareja, no tu propiedad.(Unsplash)

Amor, soy tu pareja, no tu propiedad. | Unsplash

Amor, soy tu pareja, no tu propiedad. Desde que acepté compartir la vida contigo, esperaba que trabajáramos como un equipo, pero he notado que te cuesta aceptar cuando no pienso como tú o cuando hago algo que crees incorrecto, estar contigo no quiere decir que pensaremos igual sobre la vida.

Algunos piensan que está bien dar celos, que con ello haces que el otro te valore y te trate mejor, pero olvidan que en ese proceso hay humillación y que el otro se molesta no solo por lo que siente sino por lo que otros piensan sobre él. 

El amor es libre, es sano, es seguro y cuando intentas controlarme me haces sentir mal, como si fuera alguien tonta que no sabe lo que quiere, que no sabe lo que merece y mucho menos sabe cómo enfrentar al mundo, es como si creyeras que dependo de ti para vivir y no es así, estoy a tu lado por elección, no por necesidad, nunca lo olvides.

Si estoy contigo es porque creo que podemos crear algo maravilloso, una familia, una vida de apoyo, de amor, de motivaciones, pero no necesito que decidas por mí. Habrá ocasiones donde pediré tu consejo, pero eso no quiere decir incluso que eso haré porque mi mente siempre me hará evaluar escenarios y posibilidades, tu palabra importa pero no es definitiva.

Para amarte necesito amarme primero yo

Me niego a ser una de esas mujeres que a partir de que tienen pareja ser olvidan de ellas mismas, hacen lo que él dice, visten como él quiere, se maquillan o peinan incluso a su gusto y olvidan quiénes son, se convierten en una sombra.

Lo peor es que llegan a ser una cosa para él, alguien que les sirve y que es tan predecible por lo que deja de ser un reto para ellos y olvidan amarlas. 

Amor, soy tu pareja, no tu propiedad. Unsplash

Si no estás dispuesto a aceptarme con todo y mis ideas, entonces creo que no tenemos presente ni futuro juntos. Yo no estoy en el mundo para darte más importancia, tampoco estoy para adornar el hombre que eres, para verme bonita junto a ti, estoy para ser feliz, para cumplir mis sueños y puedo compartirlos contigo si me aceptas en toda la extensión.

No soy tu propiedad, ni quiero ni necesito que me controles y no lo voy a permitir. Sé que tenemos que realizar acuerdos para estar juntos, pero entiende que no cambiaré para ser exactamente lo que pides, eso destruiría el amor.

 

Temas

Comentarios

TE RECOMENDAMOS