Logo Soy Carmin
“Levántate y resplandece”, el mensaje de Dios que me cambió la vida.
Buena Vida

“Levántate y resplandece”, el mensaje de Dios que me cambió la vida

Por mucho tiempo luché contra mí para poder aceptarme, para entender que mi cuerpo era perfecto con esos kilos de más y que mis ideas podían cambiar el mundo

Por: Brenda Colón Navar

“Levántate y resplandece”, el mensaje de Dios que me cambió la vida.(Pexels)

“Levántate y resplandece”, el mensaje de Dios que me cambió la vida. | Pexels

¿Cuántas veces te has sentido gorda? ¿Cuántas veces has pensado que es mejor callar porque nadie te escucha? A mí me ha pasado infinidad de veces, pero cuando estaba por dar el último paso hacia el ser una mujer triste, amargada y resentida, hubo una transformación. Levántate y resplandece”, el mensaje de Dios que me cambió la vida. 

Una vez me dijeron que no necesitaba que llegara un profeta a mi vida, que cuando Dios tenía un mensaje para nosotros siempre encontraba la forma de hacérnoslo llegar, incluso cuando nosotros mismos teníamos dudas de nuestra fe o nuestra espiritualidad. 

Es muy curioso, pero cuando las cosas van mal, incluso cuando creemos que no tienen salida, Dios siempre nos muestra cuál es la respuesta, cuál es el camino a seguir y en mi caso, comenzó con esa frase. 

Pensé que Dios no me tendría aquí si no me amara. ¡Gran paso! Muchas veces me lastimaron, me hicieron sentir fea, tonta, vacía, inservible, pero aquí seguía. “Levántate y resplandece”, fue la frase que me guardé en el corazón y me aferré a ella con tal fuerza que no hubo otra opción más que cambiar. 

Primero mi cuerpo. Acepté que era bella tal cual era, no importaba mi peso, las curvas o la ausencia de ellas, yo era feliz porque podía caminar, consentirme, porque había colores que me iluminaban y aprendí que en lugar de ver la belleza en otras y notar lo que me faltaba, era más importante amarme así, entonces resplandecí. 

Muchas pensaron que me había hecho algo de belleza, pero no, simplemente el amor por mí misma me hizo transformarme, fue mejor que los hechizos de un hada madrina, Dios me dio la respuesta. 

“Levántate y resplandece”, el mensaje de Dios que me cambió la vida. Pexels

“Esfuérzate y sé valiente”, una motivación de Dios para confiar en mis ideas 

Cuando estaba en ese proceso de cambio, alguien me compartió otra frase más. Está en la Biblia, pero aunque era pequeña era de un gran significado. Esta fue suficiente para enseñarme que mis ideas eran grandes, válidas y muy importantes.

Creo que a veces olvidamos que Dios no nos da sueños que no podamos cumplir, no por eso va a ser fácil o rápido, pero sí son posibles y por ello debemos de darlo todo hasta alcanzarlos, es parte del propósito por el que llegamos al mundo. 

En el camino llegarán las personas que nos ayudarán a conseguirlo, pero somos nosotros quienes debemos dar el primer paso. 

Esta frase me dejó en claro que siempre habrá personas que me llevarán la contraria, otras que dirán que no voy a poder, otras que van a querer asustarme para que no haga las cosas, pero que siempre tendré el respaldo de Dios para seguir avanzando, que puedo descansar en él y que tengo todo para lograr más de lo que he imaginado. 

 

TE RECOMENDAMOS