Buena Vida

Yo no me enamoré a primera vista, yo te amé al primer abrazo

Tus brazos son mi rincón favorito en el mundo entero. 

Por: Gisselle Acevedo

Yo no me enamoré a primera vista, yo te amé al primer abrazo

Yo no me enamoré a primera vista, yo te amé al primer abrazo

Yo no me enamoré de ti a primera vista, yo te amé al primer abrazo. Y es que cada que me enredas entre tus brazos, me olvido del mundo, de sus preocupaciones y contradicciones y comienzo a vivir segundos de inmensa locura. Eso es el amor.

Tus brazos son mi refugio, me estremecen el cuerpo, me dan vida, me hacen sentir la mujer más amada, la más afortunada. 

No, no hay mejor lugar para calmar mi llanto que tus largos y fuertes brazos, que debo decir, parece que están hechos a mi medida porque ajustan mi espalda perfectamente. Se han convertido en el lugar perfecto para celebrar mis glorias, nuestras glorias. 

En tus brazos, sí, aunque suene loco, hago la mejor fiesta de ternura y me enamoro con el palpitar de tu corazón, por eso te amo, porque sentirte cerca, sentirte mío es el mejor regalo que me das al abrazarme. 

Amor de mis amores, tus brazos son mi rincón favorito en el mundo entero porque entre ellos me has permitido pasar las batallas más hostiles de nuestra relación, porque aunque nuestras bocas han gritado varias veces adiós, nuestros cuerpos entrelazados me dan la esperanza de que tenemos un futuro por siempre, que el amor existe, que te encontré para no perderte. 

Yo no me enamoré de ti a primera vista, yo te amé al primer abrazo, ese que me diste la noche aquella en la que nos conocimos y que todavía me acompaña cada vez que nos separamos. ¡Que bellos son tus abrazos! 

Esto te puede interesar: 

 

 

Temas

  • mujer
  • amor
  • pareja
  • enamoramiento
  • novios
  • abrazos tiernos

Comentarios

Te puede interesar