Logo Soy Carmin
Vuelve a sentir mariposas, busca tu inspiración
Buena Vida

Vuelve a sentir mariposas, busca tu inspiración

Ve la magia en las personas, la inocencia en la miradas, la complicidad en las sonrisas, la solidaridad en los abrazos; no solo se trata de abrir los ojos, debes ver

Por: Marisela Salazar

Vuelve a sentir mariposas, busca tu inspiración(Fuente: Pexels)

Vuelve a sentir mariposas, busca tu inspiración | Fuente: Pexels

Debes quererte más que a nadie en el mundo, lo necesitarás para querer a otros. Debes sentirte tranquila contigo misma cada día que pasa. Debes ser feliz siendo tú misma y no ser lo que los demás quieren que seas, eso es imprescindible. Encuéntrate contigo misma, hay mucho por descubrir dentro de tí y una vida para hacerlo. Conócete.

Haz las cosas bien, pon ilusión en todo lo que hagas, sean insignificantes o memorables para tí, haz las cosas bien. Busca tu inspiración, descubre tus talentos y enciéndelos, ellos te llevarán al éxito, no los guardes, son para lo que eres buena, y eso debes hacer, no los desperdicies por temores.

Captura en imágenes todos los momentos increíbles de tu vida que puedas. Guarda esos instantes para siempre, para que puedas viajar en tu memoria una y otra vez. Y sentir la emoción de lo vivido mientras recuerdas lo bello fué. Mira tus fotos amarillas de la infancia, recuerda y ama mucho a esa niña que está en tí.

Vuelve a ver esa película que tanto te emocionó, mójate bajo la lluvia, baila y rómpete la garganta cantando tu canción favorita a todo pulmón. Siente algo tan intenso que se te ponga la piel de gallina. Sueña con ese viaje soñado y cuando puedas, hazlo, viaja, lo más que puedas. Quiere y sé querida, a veces es necesario pertenecer.

Seguir leyendo: Cómo iniciar el día de buen humor

Ríe, hazlo sin parar, a carcajadas si lo sientes. Emociónate. Y haz reir a quién esté triste, y si consigues sacarle una gran carcajada, aún mejor. Y también llora, llora cuando haga falta, lo que haga falta, lo necesario para luego volver a sonreír. Porque las fuerzas, las ilusiones y la esperanza siempre vuelven a resurgir.

No solo se trata de abrir los ojos, debes ver, realmente ver, ve la magia en las personas, la inocencia en la miradas, la complicidad en las sonrisas, la solidaridad en los abrazos. Ve que sí existe gente buena. Descubre la bondad en ellas, todas las personas la pueden tener, incluso, las que parecen ser malas.

Seguir leyendo: Formas simples y poderosas para hacer que un hombre te extrañe

Piensa que la vida no se termina hasta que realmente se termina, pero, hasta que ese día llegue, disfruta, siente, siéntete viva. Sorprende a tus semejantes con pequeños gestos de bondad, de esos que iluminan el rostro y jamás se olvidan. Abraza, pero brinda abrazos de los de verdad, de los que se quedan al separarse de la otra persona.

Aprecia la inmensidad del mar, sube a una montaña para acariciar el cielo, vuela, y haz pausa cuando lo necesites, pero toma fuerza y sigue imparable con tus anhelos como alas. Traza metas que te ilusionen. Disfruta de los éxitos y aprende de tus fracasos. Aprende algo cada día, aprende de todos, de todo. Mejora.

Valora cada amanecer, valora la vida misma, piensa en los motivos que te hacen levantarte para seguir adelante. Siempre sé agradecida, agradece a quién te ayuda, porque el agradecer la ayuda, siempre alegra al que la da. Da gracias a Dios al final de cada día y trata de dormir en paz.

Debes procurar que la paz, el amor y la bondad siempre rebosen tu corazón, no desfallezcas en tu afán de verle a la vida las cosas buenas, porque las hay, y están ahí, esperando por tí. Cada amanecer es el inicio de una aventura, debes conservar la fe y recordar que en los momentos más duros, Dios provee.