Logo Soy Carmin
Verdades crueles que aprendes en la adultez, es parte de crecer.
Buena Vida

Verdades crueles que aprendes en la adultez, es parte de crecer

Cuando somos pequeñas pensamos que todo es posible, fácil y rápido, pero los años llegan a nuestra vida con muchas elecciones, entre ellas que nada es perfecto pero también que para ser felices necesitaremos muy poco

Por: Brenda Colón Navar

Verdades crueles que aprendes en la adultez, es parte de crecer.(Pexels)

Verdades crueles que aprendes en la adultez, es parte de crecer. | Pexels

Cuando somos pequeñas imaginamos que nuestra vida será sencilla, que toda meta se puede alcanzar fácilmente con algo de esfuerzo y sí, aunque es verdad que lo mejor de la vida no siempre se consigue fácil, también aprendemos lecciones muy difíciles, hablemos de las verdades crueles que aprendes en la adultez, es parte de crecer. 

La adultez no tiene una edad exacta, simplemente es a partir de ese momento donde nos volvemos responsables de nosotras mismas y aunque podemos contar con el apoyo de muchos seres queridos, habrá varios momentos donde todo dependerá de nosotras.

Pasa el tiempo y esas lecciones fuertes nos pueden hacer sentir muy mal, tristes, sin energía, frustradas, enfadadas, y aunque no tienen explicación como tal, simplemente diremos que son parte de crecer. La vida es sabia y cuando no entiendes una lección, la repite hasta que lo hagas, tú decides cuándo es el momento. 

No quiere decir que por estas lecciones la vida está destinada a ser triste, tampoco se trata de que te vuelvas una persona amargada, sino de que muestras tu inteligencia emocional y aprendas a seguir hacia adelante, con la frente en alto, independientemente de las curvas que el destino te presente. 

Es verdad cuando dicen que lo que no te destruye te hace más fuerte y estas lecciones aunque te llevarán a momentos de oscuridad, también te brindarán mucha sabiduría, basta con aferrarte a tu amor propio, a tu dignidad y todo estará bien. 

Las verdades crueles que aprendes en la adultez y te cambian la vida

Estas lecciones de vida son verdades crueles, pero cuando aprendes a procesarlas tu vida se vuelve mucho más sencilla y encuentras la felicidad con mucha más facilidad, pues te das cuenta de qué es lo que realmente necesitas para alcanzarlas:

No todas las personas que lleguen a tu vida se quedarán en ella

Sí, el cambio es constante y aunque puedes mantener vínculos con personas por muchos años, tener una gran relación de pareja y más, habrá otras personas que se alejarán de ti por diversos motivos, por eso debes celebrar los grandes momentos. Aún los vínculos más fuertes pueden terminar, el cambio es lo único constante. 

Si no quieres sufrir por la partida de alguien en tu vida, la clave estará en tu amor propio, en hacer de ti tu compañía más importante. Mientras más te ames, te valores y te aceptes, más fácil será adaptarte a los cambios

Verdades crueles que aprendes en la adultez, es parte de crecer. Pexels
Lecciones de inteligencia emocional

Es imposible agradarle a todas las personas y está bien

Mientras que la envidia puede aparecer en cualquier momento y surgirá a raíz de tus logros y quienes los anhelan pero no los han conquistado, también habrá personas que simplemente no serán compatibles contigo ¡y está bien! Debes entender que es imposible complacer a todos, que tú no controlas sus reacciones ni sus preferencias.

No te preocupes por lo que la gente te haga, sino por la forma en que reaccionas a ello, igual habrá personas que no te caerán bien y está bien, a veces nuestras diferencias hacen del mundo un lugar mejor, eso sí, no te olvides de ser cordial, no necesitas estresarte sin motivos. 

Debes marcar límites u otras personas y situaciones se aprovecharán de ti

Familia, trabajo, amigos, pareja...los límites son sanos y necesarios para tu bienestar, debes prioridad lo realmente importante y en esa lista tú debes ocupar el primer lugar porque si tú no estás bien, nada funcionará. Cuando tú te respetas los demás también lo hacen.

Tienes derecho a desconectarte, a cuidarte, a valorarte y a descansar, física y emocionalmente. 

Tu familia no siempre será tu lugar seguro

Una de las verdades más difíciles de aceptar pero también de las más reales, pues los lazos sanguíneos no determinan las conexiones emocionales. Si hay alguna persona tóxica, está bien alejarte, cuidarte y protegerte, no tienes la obligación de aceptar todo solo por venir de tu familia, si te lastima aléjate. 

Sí, la familia es lo más importante, pero si te lastiman de alguna forma, aléjate para sanar y para evaluar cuál será el vínculo, recuerda, la prioridad es tu bienestar

Eres la única persona que realmente puede ayudarte en momentos difíciles

Pueden darte muchos consejos, pero al final del día tú decidirás cuál tomar, es imposible que otros peleen por ti las batallas más importantes, que decidan, que te animen, eventualmente llegan a un límite donde todo depende de ti, si te sientes mal, nadie podrá arreglarte, es tu decisión

Visita nuestro canal de YouTube  

TE RECOMENDAMOS