Logo Soy Carmin
Imagen ilustrativa: Unsplash
Buena Vida

Tu hijo podría parecerse a tu ex sin ser producto de infidelidad: estudio

¿Te imaginas que uno de tus hijos se parezca demasiado a tu ex aunque estés segura de que él no es el padre? ¡Un reciente estudio ha comprobado que sí es posible!

Por: Jazmin Lopez

Imagen ilustrativa: Unsplash(Copyright (c) 1998 Hewlett-Packard Company)

Imagen ilustrativa: Unsplash | Copyright (c) 1998 Hewlett-Packard Company

Los estudios sobre genética son cada vez mayores, y es que la naturaleza aún guarda muchísimos misterios en cuanto al desarrollo de los seres vivos y entre los más interesantes, se encuentran la evolución del ADN en los cuerpos. Existe un impactante estudio que da a conocer que los seres vivos pueden heredar genes de las parejas anteriores de la hembra.

Lord Morton presentó el caso más célebre de telegonía en 1821 

Un documento de la Royal Society en Londres en 1820, dio a conocer un curioso detalle genético: El conde de Morton, un noble inglés, quería domesticar a una cebra que en la actualidad, se encuentra extinguida.

Se trataba de una cuaga (Equus cuagga) y era originaria de Sudáfrica. Tenía el pelaje pardo rojizo, con el lomo y los cuartos traseros libres de rayas, que sólo aparecían en la cara, cuello, costados y crines.

Cuando Morton cruzó un cuaga con una yegua árabe, obtuvo híbridos parecidos a la cebra, (como era de esperarse). Pero la sorpresa llegó cuando volvió a cruzar posteriormente a la yegua con un semental pura raza árabe: La descendencia tenía el color y las características del cuaga. 

Una clara muestra de que los restos genéticos del primer macho que se cruzó con la hembra, quedaron el el cuerpo de esta durante un largo periodo.

"No cabe duda de que el cuaga ha afectado al carácter de la descendencia que posteriormente ha engendrado el caballo negro", razonaba Darwin (1809-1882), el padre de la teoría de la evolución.

Él también utilizó este hecho en su argumentación para defender la pangénesis, una teoría sobre la transmisión de los caracteres de padres a hijos.

Imagen ilustrativa: Unsplash

Telegonía, el término conciso del fenómeno

El biólogo alemán August Weismann, batizó como telegonía a este curioso fenómeno se dice que incluso, pudo observarse en la descendencia de mujeres viudas con un segundo marido, ya que algunos hijos tenían rasgos de la pareja fallecida.

En ocasiones, los hijos del segundo matrimonio, se parecían al primer marido y mostraban singulares características de la otra persona que iban desde el color de cabello hasta de los ojos.

Imagen ilustrativa: Unsplash

Por ejemplo: si la pareja era morena, uno o más de los descendientes, tenía piel, ojos claros. La telegonía, sostenía que los hijos pueden parecerse a la pareja anterior de la madre en lugar de a su progenitor.

Razonando tremendo fenómeno, Weismann proponía explicarlo de la siguiente manera: los espermatozoides que había alcanzado el ovario después de la primera unión sexual, podían penetrar en ciertos óvulos que todavía eran inmaduros, ”impregnándolos”.

Qué es la telegonía

Artistóteles fue el primero en sugerir que las cualidades de todas las parejas podrían transmitirse a los futuros hijos, pero el término no fue acuñado hasta el siglo XIX, gracias al biólogo alemán August Weismann.

Durante la Edad Media, y durante muchos siglos, la creencia en la telegonía se tomó como una certeza. Por esa razón es que se veía con malos ojos que un hombre tuviera una relación cercana con una mujer divorciada o viuda.

Imagen ilustrativa: Unsplash

Los reyes durante mucho tiempo, evitaban a toda costa que los hombres se relacionaran sexualmente o contrajeran matrimonio con una mujer que ya había tenido parejas sexuales. Eso con el fin de garantizar la pureza del linaje.

Es por ello que tenían que relacionarse solo con mujeres con vírgenes que les pudieran garantizar la pureza genética.

Argumentos de científicos expertos

Yongsheng Liu, del instituto Henan de Ciencia y Tecnología de Xiangsiang (China) explicó en un artículo publicado recientemente en la revista Gene, que la teoría de la telegonía es de las más misteriosas e interesantes que existen respecto al desarrollo de los seres vivos.

Imagen ilustrativa: Unsplash

Él está de acuerdo con lo que ya entonces se suponía respecto a hecho de que quedan restos de ADN de las parejas sexuales en el cuerpo femenino: "la primera “impregnación” tendría más probabilidades de influir en la hembra que las posteriores, en parte porque es más joven, y en parte porque las impregnaciones posteriores tendrían que compartir su influencia con las anteriores", dijo.

El estudioso asiático, explica que una vez que el esperma penetra en el útero, los óvulos femeninos que aún no están maduros, pueden absorber el ADN del que engendra.

“El esperma, después de penetrar en el útero, es absorbido por el organismo femenino y ejerce una influencia sobre los óvulos que aún no están maduros”.

Imagen ilustrativa: Unsplash

Liu argumenta que hay descubrimientos recientes que permitirían considerar que esta antigua teoría no es tan descabellada como parece. Un claro ejemplo es el hecho de que los genes del feto pasen a la sangre de la madre.

Otras de las pruebas podrían ser, tal como publicó Bendich en Science en 1974, que el esperma pueda penetrar en otras células de organismos distintos óvulos.

Imagen ilustrativa: Unsplash

¿Más argumentos? La capacidad del ARN masculino presente en las embarazadas para provocar reordenamientos genéticos que varían la expresión de los genes. De acuerdo a Liu, el ARN de los espermatozoides podría también alcanzar los óvulos inmaduros provocando esa "impregnación".

Intercambio de ADN

"Podemos imaginar que durante el coito millones de espermatozoides que contienen ADN se depositan en el cuerpo de la hembra y los que no se utiliza en la fertilización son absorbidos por el mismo. Si este ADN extraño se llega a incorporar en las células somáticas y los óvulos inmaduros, la descendencia podría mostrar esta influencia en su constitución genética, y de ese modo proporcionar otra base para telegonía", argumenta Liu.

Imagen ilustrativa: Unsplash

Así que es muy probable que exista una fuerte influencia que podría dejar una evidente huella en el parecido con la anterior pareja de la descendencia engendrada con otro compañero distinto en cuanto al ADN de las futuras generaciones.

Este fenómeno, conocido como telegonía, no es muy frecuente, como tampoco lo es que el ADN o ARN de los espermatozoides pueda influir en otros óvulos aún no maduros que pueden llegar a fecundarse posteriormente.

Imagen ilustrativa: Pexels

Para Lui, esa es una prueba más a sus argumentaciones, las cuales ahora están respaldadas por el hallazgo hecho ahora en las moscas. Un fenómeno que ya está comprobado científicamente. 

El experimento comprobado

Un equipo de científicos australianos, realizó un experimento con moscas, cruzando insectos inmaduros con machos grandes y pequeños. Una vez que ya eran aptos para tener descendencia, cruzaron a las hembras de nuevo y descubrieron que: “a pesar de que el segundo macho engendró la descendencia, el tamaño de la progenie lo determinaba el de la anterior pareja sexual de la madre".

Imagen ilustrativa: Unsplash

"Este hallazgo muestra que también se pueden transmitir algunos rasgos adquiridos a la descendencia de parejas posteriores de una hembra”, afirma Angela Crean, líder del estudio.

Un experimento hecho con moscas podría funcionar de la misma manera en los seres humanos. La capacidad del ARN de los espermatozoides, podría también alcanzar óvulos inmaduros provocando esa “infiltración” y por tanto, estar presente en un embarazo posterior, provocando movimientos genéticos que variarían la expresión de los genes del feto.

Imagen ilustrativa: Unsplash

Entonces, ¿es posible que tus hijos se parezcan a tu ex a pesar de que no hayas sido infiel?

A pesar de que muchos lo consideran superstición, el estudio realizado por investigadores de la Universidad del Norte de Gales, dio pie a que es un fenómeno que podría desarrollarse en seres humanos. 

Los científicos sugieren que este efecto puede deberse a la hipotética absorción por parte de la hembra de las moléculas del semen del primer macho.

Sabemos que los rasgos que presentan las familias no están únicamente influidos por los genes que se pasan de los padres a los hijos”, explicó Angela.

Imagen ilustrativa: Unsplash

Se pudo comprobar en el experimento que un macho puede transmitir algunas de sus cualidades adquiridas a las crías de anteriores engendradores.

Los científicos de otras universidades, se muestran tan convencidos como cautelosos ante tales descubrimientos ya que, hasta hace poco, se habría pensado que tal fenómeno era imposible de que sucediera, ya que se tenía la idea de que el genoma del ADN solo se pasaba a las futuras generaciones por el macho. Sin embargo, esa idea ha quedado en el pasado.

Imagen ilustrativa: Unsplash

Seguramente, más de alguna vez que habrás percatado de que existen familias en las que los rasgos físicos entre padres-hijos, y entre los mismos hermanos, son muy distintos. ¿Será que la telegonía haya influido?

“Justo cuando pensábamos que lo teníamos todo claro, la naturaleza nos mete un nuevo gol por la escuadra", expresó la investigadora austriaca, Angela Crea.

Temas

  • investigaciones
  • ciencia
  • telegonía
  • hijos
  • adn

Comentarios

TE RECOMENDAMOS