Logo Soy Carmin
Te quiero tanto que te dejo ir, no estoy lista para amarte.
Buena Vida

Te quiero tanto que te dejo ir, no estoy lista para amarte 

Quisiera decirte que el amor es suficiente para ser feliz, pero por más que me ames, lo más inteligente que puedo hacer ahora es hablarte con la verdad y admitir que no estoy en mi mejor momento

Por: Brenda Colón Navar

Te quiero tanto que te dejo ir, no estoy lista para amarte.(Pexels)

Te quiero tanto que te dejo ir, no estoy lista para amarte. | Pexels

Te quiero tanto que te dejo ir, no estoy lista para amarte. Sé que me has prometido las estrellas y la luna, que eres el caballero que toda mujer sueña, que en su momento serás un gran padre y aunque podría parecer que me saqué la lotería contigo, no puedo ofrecerte lo mejor de mí.

Mi pasado no es sencillo, sé que no es excusa pero no basta con reconocerlo, he trabajado mucho en sanar, en ser mejor y aún hay varias heridas que no han cerrado, por eso sé que lo mejor que puedo hacer es hablarte con la verdad. 

Eres maravilloso, no puedo decirte cuánto me pesa que llegaras en el momento equivocado, que llegaras cuando yo no puedo darte lo que tu ofreces, lo que tú necesitas de mí porque sé que si la historia fuera otra, podríamos tener un futuro hermoso. 

No pierdas el tiempo rogando, quedarte a mi lado así solo te lastimaría, amargaría toda esa dulzura que hay en tu corazón porque por más que quisieras ayudarme no sería suficiente, tú no eres el responsable de mi felicidad ni eres el encargado de pelear mis batallas, lo siento. 

Un adiós con dignidad y una esperanza para el futuro 

En esta despedida te agradezco todo lo que me has dado, te agradezco haber visto la luz en mí a pesar de que me siento un poco rota y me haces creer que puedo ser mejor, que un día sí podré amar sin miedo y sin dudas. 

Te quiero tanto que te dejo ir, no estoy lista para amarte. Pexels
El adiós a tiempo evita más dolor.

No te pediré que me esperes porque no sé cuánto tiempo más necesito y no quiero que pierdas otras oportunidades de ser feliz, pero si volvemos a coincidir después y aún sientes lo mismo, entenderás que la espera valió la pena, verás en mí mucho más de lo que ves ahora. 

Te quiero tanto que te dejo ir porque no estoy libre para amarte y ¿sabes? esta también es una forma de amar, de aceptar que el otro sea feliz aún sin ti y que pongas su felicidad por encima de lo que deseas, evitándole sufrimiento, evitándole que pierda la fe en el amor. 

 

Visita nuestro canal de YouTube