Buena Vida

Te pedí un abrazo y tú me lo negaste

Dime, ¿a quién se le niega un abrazo?

Por: Norma Portillo

Foto: Upsocl.com

Foto: Upsocl.com

Tal vez porque desde que era pequeña no recibí muchos abrazos, tal vez porque el momento que te lo pedí estaba muy susceptible, pero nunca voy a olvidar que cuando estaba desesperada, sentía que el mundo se acababa, te pedí un abrazo y tú sólo me miraste y mostraste una pequeña mueca en tu labios.

Es muy doloroso para mí recordar el momento, yo siempre he pensado que un abrazo no se le niega a nadie. Sin embargo, tú me lo negaste.

Los abrazos no se niegan, al contrario se dan con la vida, se dan para proteger, se dan por amor.

Pero, espera, he caído en cuenta que tal vez, sólo tal vez, fue por eso que no me diste el abrazo pedido.

Tal vez tú ya no me querías y yo no me había dado cuenta, tal vez en tus brazos ya estaba el calor de otra mujer y no querías se borrara.

Lo único que puedo decir ahora es que eso que me negaste dolió mucho. Acercarme a ti, estirar mis brazos y tú tan indiferente, tan ausente te quedaste con los brazos hacia abajo, negándome.

El tiempo pasa y el recuerdo de ese momento regresa una y otra vez, cada vez duele menos, pero cada vez se borra más.

Esto te puede interesar:

Temas

  • mujer
  • abrazo
  • amor
  • pareja
  • negación

Comentarios

Te puede interesar